miércoles, abril 03, 2013

pero no se precipita




In a Lonely Place
«...Aquel lujo suave»
John Keats

«¡Amor! ¡En qué locura nos obligas a encontrar el placer!»
De las Cartas de una religiosa portuguesa

In memoriam Henri Rousseau

Hace ya muchos años
que nadie me despide
ni persona me aguarda

Lugares Gente Quienes por algún tiempo
al desterrado acompañaron
qué pocos resistieron
el paso de los años

Pero aquel hotel
cerca de la frontera
de Italia Donde las mimosas
cubrían las montañas
los pinares las playas
Donde la luz del sol sobre los bosques
hacía florecer el mundo

Y la vida era clara
como un vuelo de pájaro
o el mar en las arenas de oro
Ese lugar ha permanecido
No sé qué especie de amor
Pero no se precipita
solitario hacia la muerte

Allí una noche
lleno de sol de todo el día
bajo el efecto de unas copas
bebidas en compañía verdadera
el perdido borró sus cicatrices

Si alguno de vosotros
da con su cuerpo en esa tierra
que recordándome beba una botella
de buen vino del Sur


José María Álvarez, Cartagena, 1942
De Museo de Cera, Editorial Renacimiento

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...