sábado, mayo 30, 2009

you set the word upon me


Disculpa

No estés enojado conmigo porque llevo
tus colores a todas partes
de una punta a la otra de cada concurrida calle,
y porque encuentro
la luz de la admiración en todos los ojos,
cuando paso.

Cada caminante de andar pesado eleva la vista para mirar fijamente,
cegado por la bruma irisada,
las cosas de la felicidad,
no menos,
que me envuelven en sus coloridos, alegres pliegues
con oros de pavo real.

Ante mis pies, el polvoriento camino de pavimento rústico
se sonroja debajo de su gris.
Mis pasos caen anillados con luz,
tan brillante,
que parece que hay una miríada de soles esparcidos
alrededor de la ciudad.

A mi alrededor, está el sonido de empinados campanarios
y ricos, perfumados olores
cuelgan como una nube olvidada por el viento,
y me preservan
de un contacto estrecho con el mundo.
Yo moro perlada.

Me blasonas con enjoyada insignia.
Una llameante nebulosa
ciñe mi vida. Y sin embargo,
estableces
sobre mí la obligación, inconfesa,
de que pase inadivinada.

Amy Lowell, Brookline, Massachusetts 1874- 1925
de Poem hunter
versión de Jorge Aulicino, a quien agradecemos la gentileza.

imagen: Waifs and Strays, John Jude Palencar

Apology

Be not angry with me that I bear
Your colours everywhere,
All through each crowded street,
And meet
The wonder-light in every eye,
As I go by.

Each plodding wayfarer looks up to gaze,
Blinded by rainbow haze,
The stuff of happiness,
No less,
Which wraps me in its glad-hued folds
Of peacock golds.

Before my feet the dusty, rough-paved way
Flushes beneath its gray.
My steps fall ringed with light,
So bright,
It seems a myriad suns are strown
About the town.

Around me is the sound of steepled bells,
And rich perfumed smells
Hang like a wind-forgotten cloud,
And shroud
Me from close contact with the world.
I dwell impearled.

You blazon me with jewelled insignia.
A flaming nebula
Rims in my life. And yet
You set
The word upon me, unconfessed
To go unguessed.

lunes, mayo 25, 2009

es demasiado larga la distancia



NOTA DE CABECERA

Al dejar en la última primavera la morada de mis ancestros, percibí en un campo las primeras ramas de los ciruelos en flor. Ese espectáculo me recordó el jardín donde mis hermanas y yo misma jugábamos en nuestra infancia. Hice detener el palanquín y rogué a una sirvienta que me recogiera un ramo que conservé conmigo por el resto del viaje. Buscando entre mis cosas un pincel de seda dura, hoy lo vuelvo a encontrar, apretado en un pañuelo blanco. De mis hermanas no tengo noticias y al esposo que me llevó, apenas lo entreveo. Es demasiada larga la distancia que nos separa de los que amamos —demasiado corto el descuido de nuestros años jóvenes. Trazando estas palabras sobre el papel, mi mano tiembla ligeramente. Tenemos razón en decir:

Mucho después
De que las flores del huerto
Hayan cubierto el suelo
La tristeza todavía oprime
El corazón del exilado.

Yves Di Manno, Rhône, 1954.
versión Jorge Fondebrider
imagen: Yves Tanguy, Día de lentitud, 1937

Aclaración: Gentileza de Jorge Fondebrider.


NOTE DE CHEVET
En quittant au printemps dernier la demeure de mes ancêtres, j'aperçus dans un champ les premières branches de pruniers en fleurs. Ce spectacle me rappela le jardin où mes sœurs et moi-même jouions dans notre enfance. Je fis arrêter le palanquin et priai une servante d'aller m'en cueillir un rameau, que je conservai près de moi le reste du voyage. Cherchant dans mes affaires un pinceau de soie dure, je le retrouve aujourd'hui, serré dans une écharpe blance. De mes sœeurs, je n'ai pas de nouvelles et l'époux qui m'a emmenée, je l'entrevois à peine. Elle est trop longue, la distance qui nous sépare de ceux que nous aimons —trop courte, l'insouciance de nos jeunes années. Traçant ces mots sur le papier, ma main tremble légèrement. On a raison de dire:// Bien après/ Que les fleurs du verger/ Aient jonché le sol/ La tristesse étreint encore/ Le cœur de l'exilé.

domingo, mayo 24, 2009

según ezra



[...]¿Cuál es la diferencia entre prosa y poesía?
Creo que la poesía es más altamente vigorizada. Pero estas cosas son relativas. Así como decimos que una cierta temperatura es caliente y otra fría. Del mismo modo, decimos que un fragmento de un poema es ‘poesía’ halagándolo y que, cierto fragmento de un poema es ‘solo prosa’, criticándolo. Al mismo tiempo el término '¡¡¡Poesía!!!' es utilizado como sinónimo de '¡Palabrerío! ¡¡Podredumbre!!* ¡¡¡Basura!!!' Lo que importa es la ‘Escribir bien’.
Y, escribir bien es control perfecto. Y es bastante sencillo controlar algo que no tenga energía en sí mismo — siempre que no sea demasiado pesado y, que no pretendas que se mueva.
Y, como todas las palabras que uno utilizaría para escribir sobre estas cosas son las palabras imprecisas del habla cotidiana, es casi imposible escribir con precisión científica sobre ‘prosa y poesía’, a menos que una escriba un tratado sobre ‘el arte de escribir’, definiendo cada palabra así como uno define los términos en un tratado químico. Y al respecto, todos los ensayos sobre ‘poesía’ son generalmente, no solo aburridos, sino imprecisos y absolutamente inútiles. Y sobre la explicación, si le pides a un buen pintor que te diga que es lo que está tratando de plasmar en la tela, muy probablemente, agitará sus manos con impotencia y murmurará que ‘Eh—eh—no puede hablar sobre eso’. Y si tú ves algo, él estará '—eh— más o menos satisfecho’.
Aún así está visto como algo vergonzoso que un hombre no pueda dar justificaciones a sus actos y palabras. Y si uno no se preocupa por ser tomado por un místico, uno puede intentar respuestas aproximadas a preguntas hechas de buena fe. Es probable que sea mejor hacerlo a conciencia, en un preciso y apropiado tratado, pero uno no siempre dispone de dos o tres años de más y uno está lidiando con un tema sutil y complejo, y aún así, la misma lógica algebraica es, en sí misma, debatible.
Grosso modo, escribir bien implica una escritura que se domine a la perfección, el escritor dice lo que quiere decir. Lo dice con claridad y simplicidad. Utiliza el menor número de palabras posible. No quiero decir con esto, que escatima o que atornilla a la manera de Tácito, comprimiendo su pensamiento en el menor espacio posible. Pero, garantizando que la lectura de dos oraciones simultáneas son más sencillas de comprender que una sola oración que contenga un doble significado, el autor trata de comunicarse con el lector con mayor resolución, a menos de que medien cualquiera de los cuarenta motivos posibles para no querer hacerlo.

versión © silvia camerotto

ezra pound. de literary essays (selección)


Image result for literary essays of ezra pound

[...]What is the difference between poetry and prose?
I believe that poetry is the more highly energized. But this things are relative. Just as we say that a certain temperature is hot and another cold. In the same way we say that a certain passage of verse 'is poetry' meaning to praise it, and that a certain passage of verse is 'only prose' meaning dispraise. And at the same time 'Poetry!!!' is used as a synonym for 'Bosh! Rott!! Rubbish!!!' The thing that counts is 'Good writing'.
And 'Good writing' is perfect control. And it is quite easy to control a thing that has in it no energy —provided that it be not too heavy and that you do not wish to make it move.
And, as all the words that one would use in writing about these things are the vague words of daily speech, it is nearly impossible to write with scientific preciseness about 'prose and verse' unless one writes a complete treatise on the 'art of writing', defining each word as one would define the terms in a treatise of chemistry. And on this account all essays about 'poetry' are usually not only dull but inaccurate and wholly useless. And on like the account if you ask a good painter to tell you what he is trying to do to a canvas he will very probably wave his hands helplessly and murmur that 'He—eh—eh— he can´t talk about it'. And that if you 'see anything at all, he is quite —eh— more or less —eh— satisfied'.
Nevertheless it has been held for a shameful thing that a man should not be able to give a reason for his acts and words. And if one does not care about being taken for a mystificateur one may as well try to give approximate answers to questions asked in good faith. It might be better to do the thing thoroughly, in a properly accurate treatise, but one has not always two or three spare years at one's disposal, and one is dealing with very subtle and complicated matter, and even so, the very algebra of logic is itself open to debate.
Roughly then, Good writing is writing that is perfectly controlled, the writer says just what he means. He says it with complete clarity and simplicity. He uses the smallest possible number of words. I do not mean that he skimps paper, or that screws about like Tacitus to get his thought crowded into the least possible space. But, granting that two sentences are at times easier to understand than one sentence containing the double meaning, the author tries to communicate with the reader with the greatest possible despatch, save where for any one of forty reasons he does not wish to do so...

Ezra Pound, Idaho, Hailey 1885- Italy 1972.
de Literary Essays of Ezra Pound, Edited with an introduction by T.S. Eliot, Faber and Faber Limited, London, 1954.
Imagen: Ezra Pound, Erker-Verlag


martes, mayo 19, 2009

a ella no hay que temer


La verdad
Huye de la multitud, y mora en la firme resolución,
Que sea suficiente esta fina posesión, aunque pequeña;
Porque la horda está llena de odio, y de creciente escozor,
Porque la multitud está llena de envidia, y ellos bien se mezclan.
No hay otro salvador más indispensable que tu magisterio,
Gobiérnate a ti mismo, porque la gente no puede leer;
Y la enseñanza de la verdad libera, a ella no hay que temer.

La tempestad regresará el tumulto al principio
Confiando en un pago que se convierte en fianza.
Soportando adecuadamente tu posición ante los pequeños negociados;
Teniendo cuidado de no tropezar contra el tumulto;
Esforzándose, no como el estafador se esfuerza.
Desafíate a ti mismo, que el desafío a otros antes fue hecho;
Y la enseñanza de la verdad libera, a ella no hay que temer.

Aquello que te es enviado, recíbelo obediente,
La batalla contra el mundo ocasiona la caída.
Aquí no hay morada, aquí todo es páramo.
Avanza, peregrino, ¡avanza! ¡Avanza, bestia, fuera de este teatro!
¡Reconoce a tu enemigo! ¡Mira hacia lo alto! ¡Agradece a Dios por todo!
Sujeta el camino hacia lo alto, y deja que tu alma sea la guía;
Y la enseñanza de la verdad libera, a ella no hay que temer.

(El mensajero)
Entonces, tú Vate, deja tus viejas miserias;
Tras el mundo deja de ya ser el siervo.
Canta un himno piadoso, ese sobre tus urgidas bondades
Hechas de nada y especialmente
Traza un himno, y reza por ti,
Y también por el otro, celestialmente concebido.
Y la enseñanza de la verdad libera, a ella no hay que temer.

Geoffrey Chaucer, Londres hacia 1340- 1400
Imagen: Mario Cravo Neto, Luciana, 1994
Versión © Silvia Camerotto

Truth
Fle fro the pres, and dwelle with sothefastnesse,
Suffise thin owen thing, thei it be smal;
For hord hath hate, and clymbyng tykelnesse,
Prees hath envye, and wele blent overal.
Savour no more thanne the byhove schal;
Reule weel thiself, that other folk canst reede;
And trouthe schal delyvere, it is no drede.

Tempest the nought al croked to redresse,
In trust of hire that tourneth as a bal.
Myche wele stant in litel besynesse;
Bywar therfore to spurne ayeyns an al;
Stryve not as doth the crokke with the wal.
Daunte thiself, that dauntest otheres dede;
And trouthe shal delyvere, it is no drede.

That the is sent, receyve in buxumnesse;
The wrestlyng for the worlde axeth a fal.
Here is non home, here nys but wyldernesse.
Forth, pylgryme, forth! forth, beste, out of thi stal!
Know thi contré! loke up! thonk God of al!
Hold the heye weye, and lat thi gost the lede;
And trouthe shal delyvere, it is no drede.

[L'envoy.]
Therfore, thou Vache, leve thine olde wrechednesse;
Unto the world leve now to be thral.
Crie hym mercy, that of hys hie godnesse
Made the of nought, and in especial
Draw unto hym, and pray in general
For the, and eke for other, hevenelyche mede;
And trouthe schal delyvere, it is no drede.

domingo, mayo 17, 2009

villanelle


Time can say nothing but I told you so,
Time only knows the price we have to pay;
If I could tell you, I would let you know.

If we should weep when clowns put on their show,
If we should stumble when musicians play,
Time can say nothing but I told you so.

There are no fortunes to be told, although
Because I love you more than I can say,
If I could tell you, I would let you know.

The winds must come from somewhere when they blow,
There must be reasons why the leaves decay;
Time can say nothing but I told you so.

Perhaps the roses really want to grow,
The vision seriously intends to stay;
If I could tell you, I would let you know.

Suppose the lions all get up and go,
And all the brooks and soldiers run away.
Time can say nothing but I told you so.
If I could tell you, I would let you know.

W.H. Auden, York, Inglaterra 1907- Vienna, Austria 1973

**Villanelle: una de las estructuras más complejas de la poesía. Formalmente consta de 19 versos, divididos en cinco tercetos y un cuarteto, de los cuales el primer verso y el último de la primera estrofa se repiten, alternadamente, en los últimos versos de las restantes, con excepción de la última, donde se repiten ambos. El villanelle no se inició como una forma fija. Durante el Renacimiento la villanella o villancico (del italiano villano o campesino) eran danzas italianas. Los poetas franceses que dieran el nombre de villanella a sus poemas no siguieron los patrones específicos, sino que incluían en éstos temas pastoriles y lenguaje sencillo. Algunos críticos creen que la estructura, tal como se la conoce hoy, se originó alrededor del siglo XVI, otros sugieren que solo un poema renacentista fue escrito sobre esta base: J’ay perdu ma tourterelle de Jean Passerat, y recién en el siglo XIX, Théodore de Banville fijó la estructura tal como la conocemos hoy día.
Más allá de su origen, el villanelle se popularizó entre los poetas de lengua inglesa.
El más grande de todos fue: Do not go gentle into that good night de Dylan Thomas. Elizabeth Bishop también logró una excelente composición en One art.
Algunos poetas de habla inglesa sostienen que trabajar sobre una estructura fija como la del villanelle, contribuye, en palabras de T.S. Eliot, a vertir los sentimientos más profundos concentrándose en el dominio de la forma.
(más versiones de Dylan Thomas)

datos faltantes



El veneno invade lentamente todo el flujo sanguíneo.
No es el esfuerzo ni el fracaso lo que cansa.
Los residuos permanecen, los residuos permanecen y matan.

No es tu organismo o la claridad de visión lo que reduce
A la nada la coherencia que una vida requiere;
El veneno invade lentamente todo el flujo sanguíneo.

Sangran un perro viejo hasta secarlo, pero aún así, el intercambio de
Sangre con un perro joven alargó los deseos por un mes.
Los residuos permanecen, los residuos permanecen y matan.

Son los sepulcros Chinos y la escoria de los montes
Quienes se apoderan de la tierra
Y el veneno invade lentamente todo el flujo sanguíneo.

No tener pasión es ser una piel que brilla.
El fuego absoluto es la muerte. De las muertes parciales
Los residuos permanecen, los residuos permanecen y matan.

Son los poemas que has perdido, los males
De los datos que has perdido, allí donde el corazón muere.
El veneno invade lentamente todo el flujo sanguíneo.
Los residuos permanecen, los residuos permanecen y matan.

William Empson, Yorkshire 1906- London 1984
Villanelle
versión © silvia camerotto

Missing Dates
Slowly the poison the whole blood stream fills.
It is not the effort nor the failure tires.
The waste remains, the waste remains and kills.

It is not your system or clear sight that mills
Down small to the consequence a life requires;
Slowly the poison the whole blood stream fills.

They bled an old dog dry yet the exchange rills
Of young dog blood gave but a month's desires.
The waste remains, the waste remains and kills.

It is the Chinese tombs and the slag hills
Usurp the soil, and not the soil retires.
Slowly the poison the whole blood stream fills.

Not to have fire is to be a skin that shrills.
The complete fire is death. From partial fires
The waste remains, the waste remains and kills.

It is the poems you have lost, the ills
From missing dates, at which the heart expires.
Slowly the poison the whole blood stream fills.
The waste remains, the waste remains and kills.

teócrito



¡Oh cantor de Perséfone!
Desolado en los sombríos prados
¿Te acuerdas de Sicilia?

El vuelo de la abeja a través de la hiedra
Donde la amarilis descansa;
¡Oh cantor de Perséfone!

Simaeta llama a Hécate
Y escucha los perros salvajes en la puerta;
¿Te acuerdas de Sicilia?

Quietos ante la luz y mar jocundo
El pobre Polifemo lamenta su suerte:
¡Oh cantor de Perséfone!

Y aún en infantil rivalidad
El joven Dafne desafía a su pareja:
¿Te acuerdas de Sicilia?

El esbelto Lacaonte guarda una cabra para ti,
Por ti aguardan los alegres pastores,
¡Oh cantor de Perséfone!
¿Te acuerdas de Sicilia?

Oscar Wilde, Dublin 1854- Paris 1900
Villanelle
versión © silvia camerotto

Theocritus
O singer of Persephone!
In the dim meadows desolate
Dost thou remember Sicily?

Still through the ivy flits the bee
Where Amaryllis lies in state;
O Singer of Persephone!

Simætha calls on Hecate
And hears the wild dogs at the gate;
Dost thou remember Sicily?

Still by the light and laughing sea
Poor Polypheme bemoans his fate:
O Singer of Persephone!

And still in boyish rivalry
Young Daphnis challenges his mate:
Dost thou remember Sicily?

Slim Lacon keeps a goat for thee,
For thee the jocund shepherds wait,
O Singer of Persephone!
Dost thou remember Sicily?

miércoles, mayo 13, 2009

oh mi pródigo



Viajes II

Y aún este gran guiño de la eternidad
De mareas ilimitadas, de derivas desencadenadas,
Amortajado en brocados y conducido adonde
Su vientre de ondina se curva hacia la luna,
Riéndose de las retorcidas inflexiones de nuestro amor;

Tomemos este mar, cuyo diapasón resuena
A blancas sentencias de muerte en rollos de plata,
el reino del terror en cuyo encuentro se desgarra
mientras su conducta señala bien o mal,
todo menos la piedad en mano de los amantes.

Y en adelante, mientras callan las campanas de San Salvador
saluda al brillo azafranado de la flor de estrella
en estos prados de pascueras de sus mareas,
adagios de islas, oh mi Pródigo,
acaba con las oscuras confesiones que conjuran sus venas.

Observa como el giro de sus hombros mueve las horas,
Y apresúrate mientras sus ricas palmas indigentes
Pasan sobrescribiendo las doblegadas olas y la espuma, —
Apresúrate, mientras sean ciertas, — sueño, muerte, deseo,
Se cierran en un instante en una flor de agua.

Sujétennos al tiempo, oh Estaciones claras, y deslumbrantes.
O juglares de los galeones del fuego del Caribe,
No nos lleven a las orillas terrenales hasta que
Sea respondida en el vórtice de nuestra tumba
La mirada amplia y circular de la foca hacia el paraíso.


Hart Crane, Ohio 1899- New York, Mexico 1932
imagen: Gao Xinghian, Ink on rice painting.

versión © silvia camerotto


Voyages II

And yet this great wink of eternity,
Of rimless floods, unfettered leewardings,
Samite sheeted and processioned where
Her undinal vast belly moonward bends,
Laughing the wrapt inflections of our love;

Take this Sea, whose diapason knells
On scrolls of silver snowy sentences,
The sceptred terror of whose sessions rends
As her demeanors motion well or ill,
All but the pieties of lovers' hands.

And onward, as bells off San Salvador
Salute the crocus lustres of the stars,
In these poinsettia meadows of her tides,
Adagios of islands, O my Prodigal,
Complete the dark confessions her veins spell.

Mark how her turning shoulders wind the hours,
And hasten while her penniless rich palms
Pass superscription of bent foam and wave,—
Hasten, while they are true,—sleep, death, desire,
Close round one instant in one floating flower.

Bind us in time, O Seasons clear, and awe.
O minstrel galleons of Carib fire,
Bequeath us to no earthly shore until
Is answered in the vortex of our grave
The seal's wide spindrift gaze toward paradise

lunes, mayo 11, 2009

the cut is on the crown



un epitafio

Cuando las noticias dominicales sobre el frente
hicieron palidecer al párroco y al pueblo,
y se prodigaron bendiciones,
y las campanas enmudecieron en la torre,
la viuda del Soldado (pasando un agradable verano,
a la sombra de hayas ondulantes)
sintió hondo en el corazón su fe satisfecha
y el párroco y el pueblo tomaron prestada su alegría.

an epitaph.When Sunday tidings from the front/made pale the priest and people,/and heavily the blessing went,/ and bells were dumb in the steeple;/ The Soldier's widow (summering sweerly here,/ in shade by waving beeches lent)/ felt deep at heart her faith content,/and priest and people borrowed of her cheer.

el presagio (1859)

Colgado de la viga
balancéandose lentamente (como la ley,
delgada es la sombra sobre tu hierba,
¡Shenandoah!
Ahorcado
(hete aquí, John Brown),
y entonces las puñaladas ya no sanarán.

Escondida en la capucha
está la angustia que nadie puede quitar;
entonces tu futuro se cubre el rostro,
¡Shenandoah!
La barba tupida está a la vista
(misterioso John Brown),
el meteoro de la guerra.

the portent (1859). Hanging from the beam,/slowly swaying (such the law),/ gaunt the shadow on your green,/ Shenandoah!/ The cut is on the crown/ (Lo, John Brown).// Hidden is the cap/Is the anguish none can draw;/ so your future veils its face,/ Shenandoah!/ But the streaming beard is shown/(Weird John Brown), / The meteor of the war.

albañilería griega

No había juntura alguna que sellara la argamasa:
unidos, apenas por una línea revelados,
los bloques en simetría permanecían congelados.

greek masonry. Joints were none that mortar sealed:/Together, scarce with line revealed,/ the blocks in symmetry congealed.

Herman Melville, New York 1819- 1891
de Herman Melville, Lejos de Tierra & otros poemas, Bajo la Luna, Buenos Aires, 2008
imagen: Enimatic Metaphors, Florence Putterman

martes, mayo 05, 2009

no hay pozo que sea profundo


V. Son del Desahucio

Ya el alquiler se venció;
ya te tienes que mudar;
pero la cosa es muy seria,
muy seria,
porque no hay con qué pagar.

Si encuentras cuarto vacío,
te tienes que mudar;
pero si es que no lo encuentras,
te tienes que mudar;
si el dueño dice: “lo siento”,
te tienes que mudar;
pero si no dice nada,
te tienes que mudar.
Como quiera, como quiera,
te tienes que mudar;
con dinero, sin dinero,
te tienes que mudar;
donde sea, como sea,
te tienes que mudar,
te tienes que mudar!

Ay,
calma, calma, calma,
todo se puede arreglar;
ten un poco de paciencia,
no te dejes asustar.

Tú le dices al casero,
Cuando te cite al Juzgado:
—Casero, yo no he pagado,
porque no tengo dinero,
y estoy parado!
Yo no me voy a la calle,
porque la lluvia me moja;
venga usted, casero, y diga,
diga,
si va a curarme el catarro,
si va a curarme el catarro,
después que el agua me coja!

Ay,
conozco hoteles vacíos,
y casas sin habitantes:
¿por qué vas a estar de pie,
con tantos sitios vacantes?

El aire no tiene dueño,
el sol es de todo el mundo;
para un buen pocero, amigo,
no hay pozo que sea profundo.

No te vayas a matar
porque no tengas trabajo:
muchos que hoy se ven arriba,
después se verán abajo.

Yo estoy esperando aquí
a que levantes la mano;
al enemigo, con balas,
y con flores al hermano.

Ay,
calma, calma, calma, calma,
todo se puede arreglar;
ten un poco de paciencia,
no te dejes asustar.
Tú le dices al casero,
cuando te cite al Juzgado:
—Casero, yo no he pagado
porque no tengo dinero,
y estoy parado!


Nicolás Guillén, Camangüey, Cuba 1902- La Habana, Cuba 1989.

De Cantos para soldados y Sones para turistas, Edición Facsimilar, 13 libros del bicho, Tlahuapan, Puebla, 1985.
Imagen: Vicente Hernández

lunes, mayo 04, 2009

lo precioso es no olvidar nunca



Pienso continuamente en aquellos que fueron en verdad grandes
24.

Pienso continuamente en aquellos que fueron en verdad grandes.
En los que desde el vientre, recordaron la historia del alma
a través de los corredores de luz donde las horas son soles,
cantando y sin fin. Cuya Hermosa ambición
era que sus labios, aún tocados por el fuego,
hablaran del Espíritu envuelto de la cabeza a los pies en canciones.
Y que atesoraban de las ramas primaverales
los deseos cayendo sobre sus cuerpos como pimpollos.

Lo precioso es no olvidar nunca
el esencial deleite de la sangre extraída de los manantiales sin edad
emergiendo de rocas en mundos anteriores a nuestra tierra.
No negar nunca su placer en la simple luz matinal
ni su grave nocturna demanda de amor.
No permitir nunca al tráfico apagar gradualmente,
con ruido y niebla, el florecimiento del Espíritu.

Cerca de la nieve, cerca del sol, en las campiñas más altas,
mira cómo esos hombres son homenajeados por la ondulante hierba
y por las cintas de blancas nubes
y el susurro de la brisa en el cielo atento.
Los hombres de los que en vida pelearon por la vida,
los que llevaron en su corazón el centro del fuego.
Nacidos del sol, viajaron por corto tiempo hacia el sol
y dejaron el vívido aire firmado con su honor.

Stephen Spender, Londres 1909-1995.

De Stephen Spender, Poemas 1928-1953, Traducción de William Shand y Alberto Girri, Editorial Losada, Buenos Aires, 1967.
Imagen: Materia, Umberto Boccioni

I Think Continually Of Those Who Were Truly Great

I think continually of those who were truly great.
Who, from the womb, remembered the soul's history
Through corridors of light where the hours are suns
Endless and singing. Whose lovely ambition
Was that their lips, still touched with fire,
Should tell of the Spirit clothed from head to foot in song.
And who hoarded from the Spring branches
The desires falling across their bodies like blossoms.

What is precious is never to forget
The essential delight of the blood drawn from ageless springs
Breaking through rocks in worlds before our earth.
Never to deny its pleasure in the morning simple light
Nor its grave evening demand for love.
Never to allow gradually the traffic to smother
With noise and fog the flowering of the spirit.

Near the snow, near the sun, in the highest fields
See how these names are fisted by the waving grass
And by the streamers of white cloud
And whispers of wind in the listening sky.
The names of those who in their lives fought for life
Who wore at their hearts the fire's center.
Born of the sun they traveled a short while towards the sun,
And left the vivid air signed with their honor.

domingo, mayo 03, 2009

decir que soy irrepetible


FIESTA

Suave el toque a la puerta. Luego mi voz preguntando por mí.
Mi voz, queda, diciendo todo listo: música, bebida...
y todo mundo entró en fila, bailando, formando una rueda, adelante, adelante,
arriba,
abajo,
vuelta.

Me sorprende, realmente, el inútil sigilo inicial, la exagerada e igualmente tonta preparación de nada.
Máscaras de siempre en caras conocidas, movimientos nuevos que siguen de cerca
sus mismas rutinas:
fotos con los poetas, con los artistas plásticos,
por acá los músicos, actores, bailarinas,
los tipos de la prensa.

Se encienden las velas. No quiero apagarlas.
Si soplo desearé quemar la ausencia
de todos, y anunciar que, no sé,
que tiene la noche un árbol , que todo lo que damos sale de lo oscuro, que el arte nos
deja helados,
y anunciar que es seguro que el origen del dolor de cada uno es la cereza en el
pastel;
y hay una bella imagen de mi suciedad en sepia descrita en un poema,
y en un cuadro abstracto se ve claramente cómo un niño es adulto forzado,
y en un monólogo un actor vomita el trote del deseo que entró raudo también
a su inocencia,
y una bailarina se mece como un fruto aún tierno en el extremo lejano del brazo de
un tipo muy alto.
¡Alto!
¿Qué pasa? ¿Quién discute? ¡No, no, no! ¿Quién sangra?
¿Quién quebró el espejo?
¡Momento, momento! ¿He dicho espejo?
¿Vi, acaso, el reflejo de mi rostro en algún lado?

Una sombra de imagen hizo nido en el silencio.

De un sólido sueño salido el recuerdo es una lengua, una llama que me quema, que me lame la memoria.
—Aquí me quedo —digo, grito, escribo en voz alta. Golpeo las teclas,
golpeo,
golpeo,
no puedo escribir en voz profunda,
en letra con poder de perforar,
de llegar al pasado y quitarme las manchas.

Nada quedo quedó el ruido, los dedos golpeando el recuerdo indeseado que emite el
sonido que llama y quema en la memoria.

Aquí no ha pasado fiesta,
que siga la nada.

*del Libro Primero: II. Elogio de nada

NADA REAL

A Luis Fernández

No se piensa en nada real
Ni en la tierra ni en el cielo
Ni en el eco o el silencio

PIERRE REVERDY


Desde el recuerdo de un sueño, de algo oculto, la voz cae, derramada de su
angustia, desprendida de su propio giro.
Cuando él busca las palabras que lo nombran, disfraza el hecho, desvirtúa el
desgaste en el borde del aura donde irrumpe el ataque;
en su espejo persiste la costumbre y revierte lo visible en un sentido:
—Soñé esto —se dice—, soñé aquello.
Y su mano se mueve en un trayecto conocido que forma un signo de
protección;
y su mano se mueve nuevamente y dice hola o adiós, según el caso;
y su mano lo mueve nuevamente a crear sobre el blanco, y la página sube e imágenes bajan y caen
y bajan
y caen
y piensa en la noticia,
en la madre y los otros dolientes,
en cómo se verán frente a las cámaras,
y en negros atuendos bien lucidos que les sientan como nunca.

Ah, pero esto no iba así, no era esto de lo que se hablaba.

Si la risa no era orilla hacia la cual nadar, todo esto se trataba de un acto de
magia en busca de un modo de realizar lo irreal.
Quería una nota alargada,
no una espina clavada.

Podría dejarlo así e irse a dormir. Sí, que lo haga:
la voz sin origen aparente provocará un desfase en la siguiente espera.
No habrá palabra rebotando en el espejo, no habrá espejo presente. Habrá
silencio y nada que le oponga resistencia.
Ahora se levanta.
Las cosas se animan, actúan, mas él sabe nada,
nadie sabe nada:
nada sabe la vena de la hoja que la anhela,
no le sabe a veneno la ración de vino,
la acera distante y la sangre se ignoran.
Todo es nada.
La voz lo sabe,
la tierna voz que lo llama y le promete nada para siempre.
La voz, la voz, la situación,
las palabras
pintadas por la voz
en su cabeza.

del Libro Primero: II. Elogio de nada

NUBES (I)

A Gustavo Ruiz Pascacio

A las 10:20 de la mañana del día 3 de abril,
instalado en la espera de que caiga alguna idea
percibo una realidad:
dos nubes me miran,
me admiran,
se admiran de mí.
Las oigo hablar,
decir que soy irrepetible,
que la postura que adopto en el balcón nunca es la misma
para la siempre diferente manera de mirarlas.
Que la postura que adopto en el balcón
nunca es la misma.
Que la postura, que el balcón, que la mirada...
Pobres nubes de ciudad que no me saben leer.

del Libro II: I. Preludio para la gravedad

VISIÓN DE NUEVA YORK

I
(Una Gran Manzana)

Vidrios rotos
que implican desperfecto en algún lado,
mala suerte de la mano ejecutora.

Unos frente al televisor, otros frente a las cámaras
hablemos ahora mientras pasan las horas,
mientras pasa el gran desfile del azoro,
mientras cae la sombra de la consecuencia
sobre el hecho.

Alguien soñó ya esto,
alguien vio en esto el principio del gran cambio.
¿Pero qué es “esto”?
¿Alcanzar el cielo?
¿Entrar al éter desde el ojo ínfimo del que está abajo?
Tocarlo,
sí, pero no de esa manera.
Cielo roto desde donde ahora se desploman esos sueños.
Sueños rotos después de reflejar lo no deseado.

Dos columnas de humo se levantan
bajo el azul
donde el sofocamiento enciende a la Muerte,
donde despierta su ira;
poco a poco o de prisa —no sabemos—
se irá la Muerte precipitando fuera
por las costuras rotas de esos sueños.

Hay un ir y venir de sirenas sobre el delirio de esta hora,
delirio en que se invierten los silencios.

La calle derruida se levanta
de sus pasos y viene,
mansa,
a sobarse el lomo en el recuerdo
de la noche de ayer. Ahí adentro,
en el centro, en el blanco,
hay insomne ciudad que da por hecho
su avance hacia una intacta
y perfecta mañana.
Véanla todos ahora:
mañana incosturable que se roe a sí misma:
manzana gigantesca
y animal terrible e impreciso
unidos en un vidrio fragmentado.


Del Libro II: II. Gravedad

Eduardo Hidalgo, Huixtla, Chiapas, 1963
de Un hombre que cae está enfermo de gravedad, Ganador del 2° Premio Sureste de Poesía “Roberto López Moreno”, convocado por el patronato de la Feria de San Marcos 2009.

sábado, mayo 02, 2009

guárdate niño



Edad Negra
La muerta atravesada de truenos vivo
Atravesada de fríos humanos
La muerte de sobra llamando tierra por la tierra
Y de subida en los rostros amargos
La marea apresurada
Sobre los ojos y las piedras...
Cómo decir al mundo si es necesario tanto hielo
Si exige el tiempo tal suplicio
Para futuras voces nuevas
Llamando a grandes gritos
Las campanas secretas
En su misterio de memorias a la deriva
Semejantes al temblor eterno
Que se separa de los astros

No hay sacrificio demasiado grande
Para la noche que se aleja
Para encontrar una belleza escondida en el fuego

Perderlo todo
Perder los ojos y los brazos
Perder la voz el corazón y sus monstruos delicados
Perder la vida y sus luces internas
Perder hasta la muerte
Perderse entero sin un lamento
Ser sangre y soledad
Ser maldición y bendición de horrores
Tristeza de planeta sin olor de agua
Pasar de ángel a fantasma geológico
Y sonreír al sueño que se acerca
Y tanto exige para ser monumento al calor de las manos

Penan los astros como sombras de lobos muertos
En donde está esa región tan prometida y tan buscada
Penan las selvas como venganzas no cumplidas
Con sus vientos amontonados por el suelo
Y el crujir de sus muebles
Mientras el tiempo forja sus quimeras
Debo llorar al hombre y al amigo
La tempestad lo arroja a otras comarcas
Más lejos de lo que él pensaba

Así dirá la Historia
Se debatía entre el furor y la esperanza
Corrían a encender montañas
Y se quemaban en la hoguera
Empujaban ciudades y llanuras
Flanqueaban ríos y mares con la cabeza ensangrentada
Avanzaban en medio de la sombra espía
Caían desplomados como pájaros ilusos
Sus mujeres ardían y clamaban como relámpagos
Los caballos chocaban miembros en el fango
Carros de hierro aviones triturados
Tendidos en el mismo sueño...
Guárdate niño de seguir tal ruta

Vicente Huidobro, Santiago 1893- Cartagena 1948.
de Antología Poética, Editorial Corregidor, Buenos Aires, 2007.
imagen de Fernando Bayona© – Crucifixión – Circus Christi Series”, en Uno de los nuestros

viernes, mayo 01, 2009

el libreto correcto



La viera usted
correr desgreñada
asistir al reparto judicial
buscar su apellido
de consonantes raras
entre tantos martínez,
gonzález, miranda.

Carátula: desalojo

Mary, de planta baja, la reta
qué hacés vos con esa remera,
subí arreglate y bajá.

La prolijidad ante todo
—aunque nos rajen—
frente al traje
de la autoridad.

....

El juego de las visitas
¿qué nena
no lo practica?

Hacen su aparición
las copas talladas
guardadas en la oscuridad
del baiut y los platos
pintados de naranja y azul
comulgan con la carne y el pan.

Consagrada a la mesa
una se ha echado
unos polvos mágicos
para estar más bella
aunque discreta
con un delantalito que a punto
se debe retirar.

Este es el ritual.

Pero usted sabe
en este país no hay seguridad;
viene alguien y pregunta
¿cómo fue que vos
entraste acá?
Sí, se nota mucho trabajo
pero ¿cómo te arreglás
sin gas natural
y sin ascensor?; ¿es tuyo?
¿cuándo lo van a terminar?

La anfitriona sabe que van a llegar
las visitas con sus preguntas
y aunque tiene preparado
el libreto correcto
así, no tiene gracia jugar.

Silvia Jurovietzky
Giribone 850
3er. Premio Fondo Nacional de las Artes

imagen: malules fernández, huellas

ignacio di tullio. el sudor de mi padre y otro

*** El sudor de mi padre Cuando yo tenía cuatro años todas las mañanas después del ejercicio mi padre dejaba a secar su ropa en un pe...