martes, mayo 19, 2009

a ella no hay que temer


La verdad
Huye de la multitud, y mora en la firme resolución,
Que sea suficiente esta fina posesión, aunque pequeña;
Porque la horda está llena de odio, y de creciente escozor,
Porque la multitud está llena de envidia, y ellos bien se mezclan.
No hay otro salvador más indispensable que tu magisterio,
Gobiérnate a ti mismo, porque la gente no puede leer;
Y la enseñanza de la verdad libera, a ella no hay que temer.

La tempestad regresará el tumulto al principio
Confiando en un pago que se convierte en fianza.
Soportando adecuadamente tu posición ante los pequeños negociados;
Teniendo cuidado de no tropezar contra el tumulto;
Esforzándose, no como el estafador se esfuerza.
Desafíate a ti mismo, que el desafío a otros antes fue hecho;
Y la enseñanza de la verdad libera, a ella no hay que temer.

Aquello que te es enviado, recíbelo obediente,
La batalla contra el mundo ocasiona la caída.
Aquí no hay morada, aquí todo es páramo.
Avanza, peregrino, ¡avanza! ¡Avanza, bestia, fuera de este teatro!
¡Reconoce a tu enemigo! ¡Mira hacia lo alto! ¡Agradece a Dios por todo!
Sujeta el camino hacia lo alto, y deja que tu alma sea la guía;
Y la enseñanza de la verdad libera, a ella no hay que temer.

(El mensajero)
Entonces, tú Vate, deja tus viejas miserias;
Tras el mundo deja de ya ser el siervo.
Canta un himno piadoso, ese sobre tus urgidas bondades
Hechas de nada y especialmente
Traza un himno, y reza por ti,
Y también por el otro, celestialmente concebido.
Y la enseñanza de la verdad libera, a ella no hay que temer.

Geoffrey Chaucer, Londres hacia 1340- 1400
Imagen: Mario Cravo Neto, Luciana, 1994
Versión © Silvia Camerotto

Truth
Fle fro the pres, and dwelle with sothefastnesse,
Suffise thin owen thing, thei it be smal;
For hord hath hate, and clymbyng tykelnesse,
Prees hath envye, and wele blent overal.
Savour no more thanne the byhove schal;
Reule weel thiself, that other folk canst reede;
And trouthe schal delyvere, it is no drede.

Tempest the nought al croked to redresse,
In trust of hire that tourneth as a bal.
Myche wele stant in litel besynesse;
Bywar therfore to spurne ayeyns an al;
Stryve not as doth the crokke with the wal.
Daunte thiself, that dauntest otheres dede;
And trouthe shal delyvere, it is no drede.

That the is sent, receyve in buxumnesse;
The wrestlyng for the worlde axeth a fal.
Here is non home, here nys but wyldernesse.
Forth, pylgryme, forth! forth, beste, out of thi stal!
Know thi contré! loke up! thonk God of al!
Hold the heye weye, and lat thi gost the lede;
And trouthe shal delyvere, it is no drede.

[L'envoy.]
Therfore, thou Vache, leve thine olde wrechednesse;
Unto the world leve now to be thral.
Crie hym mercy, that of hys hie godnesse
Made the of nought, and in especial
Draw unto hym, and pray in general
For the, and eke for other, hevenelyche mede;
And trouthe schal delyvere, it is no drede.

8 comentarios:

Irene Gruss dijo...

Gracias, Sibila, Aun así, quién tiene la verdad?, Irene

sibila dijo...

la verdad? el gran bonete?
gracias, a usted por pasar por aquí.

gabrielaa. dijo...

truth shall deliver:
no dread



(you bet, kid. no dread but such suffering.


lotsa love)

sibila dijo...

wouldn't dare, darling friend.

gabrielaa. dijo...

so can´t leave my old wretchedness

& I draw unto her, & pray in general
for yourself, and also for the other,
heavenly made

& truth shall deliver
& you must be nuts, translating Chaucer

& truth does deliver
but there is some
dread
nevertheless

sibila dijo...

i surely am...
nevertheless

Basquiat dijo...

siempre feliz de poder acercarme gracias a ti a esta gran poesia.
saludos.

sibila dijo...

un placer basquiat, gracias a tí por regresar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...