domingo, mayo 24, 2009

según ezra



[...]¿Cuál es la diferencia entre prosa y poesía?
Creo que la poesía es más altamente vigorizada. Pero estas cosas son relativas. Así como decimos que una cierta temperatura es caliente y otra fría. Del mismo modo, decimos que un fragmento de un poema es ‘poesía’ halagándolo y que, cierto fragmento de un poema es ‘solo prosa’, criticándolo. Al mismo tiempo el término '¡¡¡Poesía!!!' es utilizado como sinónimo de '¡Palabrerío! ¡¡Podredumbre!!* ¡¡¡Basura!!!' Lo que importa es la ‘Escribir bien’.
Y, escribir bien es control perfecto. Y es bastante sencillo controlar algo que no tenga energía en sí mismo — siempre que no sea demasiado pesado y, que no pretendas que se mueva.
Y, como todas las palabras que uno utilizaría para escribir sobre estas cosas son las palabras imprecisas del habla cotidiana, es casi imposible escribir con precisión científica sobre ‘prosa y poesía’, a menos que una escriba un tratado sobre ‘el arte de escribir’, definiendo cada palabra así como uno define los términos en un tratado químico. Y al respecto, todos los ensayos sobre ‘poesía’ son generalmente, no solo aburridos, sino imprecisos y absolutamente inútiles. Y sobre la explicación, si le pides a un buen pintor que te diga que es lo que está tratando de plasmar en la tela, muy probablemente, agitará sus manos con impotencia y murmurará que ‘Eh—eh—no puede hablar sobre eso’. Y si tú ves algo, él estará '—eh— más o menos satisfecho’.
Aún así está visto como algo vergonzoso que un hombre no pueda dar justificaciones a sus actos y palabras. Y si uno no se preocupa por ser tomado por un místico, uno puede intentar respuestas aproximadas a preguntas hechas de buena fe. Es probable que sea mejor hacerlo a conciencia, en un preciso y apropiado tratado, pero uno no siempre dispone de dos o tres años de más y uno está lidiando con un tema sutil y complejo, y aún así, la misma lógica algebraica es, en sí misma, debatible.
Grosso modo, escribir bien implica una escritura que se domine a la perfección, el escritor dice lo que quiere decir. Lo dice con claridad y simplicidad. Utiliza el menor número de palabras posible. No quiero decir con esto, que escatima o que atornilla a la manera de Tácito, comprimiendo su pensamiento en el menor espacio posible. Pero, garantizando que la lectura de dos oraciones simultáneas son más sencillas de comprender que una sola oración que contenga un doble significado, el autor trata de comunicarse con el lector con mayor resolución, a menos de que medien cualquiera de los cuarenta motivos posibles para no querer hacerlo.

versión © silvia camerotto

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...