martes, mayo 05, 2009

no hay pozo que sea profundo


V. Son del Desahucio

Ya el alquiler se venció;
ya te tienes que mudar;
pero la cosa es muy seria,
muy seria,
porque no hay con qué pagar.

Si encuentras cuarto vacío,
te tienes que mudar;
pero si es que no lo encuentras,
te tienes que mudar;
si el dueño dice: “lo siento”,
te tienes que mudar;
pero si no dice nada,
te tienes que mudar.
Como quiera, como quiera,
te tienes que mudar;
con dinero, sin dinero,
te tienes que mudar;
donde sea, como sea,
te tienes que mudar,
te tienes que mudar!

Ay,
calma, calma, calma,
todo se puede arreglar;
ten un poco de paciencia,
no te dejes asustar.

Tú le dices al casero,
Cuando te cite al Juzgado:
—Casero, yo no he pagado,
porque no tengo dinero,
y estoy parado!
Yo no me voy a la calle,
porque la lluvia me moja;
venga usted, casero, y diga,
diga,
si va a curarme el catarro,
si va a curarme el catarro,
después que el agua me coja!

Ay,
conozco hoteles vacíos,
y casas sin habitantes:
¿por qué vas a estar de pie,
con tantos sitios vacantes?

El aire no tiene dueño,
el sol es de todo el mundo;
para un buen pocero, amigo,
no hay pozo que sea profundo.

No te vayas a matar
porque no tengas trabajo:
muchos que hoy se ven arriba,
después se verán abajo.

Yo estoy esperando aquí
a que levantes la mano;
al enemigo, con balas,
y con flores al hermano.

Ay,
calma, calma, calma, calma,
todo se puede arreglar;
ten un poco de paciencia,
no te dejes asustar.
Tú le dices al casero,
cuando te cite al Juzgado:
—Casero, yo no he pagado
porque no tengo dinero,
y estoy parado!


Nicolás Guillén, Camangüey, Cuba 1902- La Habana, Cuba 1989.

De Cantos para soldados y Sones para turistas, Edición Facsimilar, 13 libros del bicho, Tlahuapan, Puebla, 1985.
Imagen: Vicente Hernández

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...