Ir al contenido principal

villanelle


Time can say nothing but I told you so,
Time only knows the price we have to pay;
If I could tell you, I would let you know.

If we should weep when clowns put on their show,
If we should stumble when musicians play,
Time can say nothing but I told you so.

There are no fortunes to be told, although
Because I love you more than I can say,
If I could tell you, I would let you know.

The winds must come from somewhere when they blow,
There must be reasons why the leaves decay;
Time can say nothing but I told you so.

Perhaps the roses really want to grow,
The vision seriously intends to stay;
If I could tell you, I would let you know.

Suppose the lions all get up and go,
And all the brooks and soldiers run away.
Time can say nothing but I told you so.
If I could tell you, I would let you know.

W.H. Auden, York, Inglaterra 1907- Vienna, Austria 1973

**Villanelle: una de las estructuras más complejas de la poesía. Formalmente consta de 19 versos, divididos en cinco tercetos y un cuarteto, de los cuales el primer verso y el último de la primera estrofa se repiten, alternadamente, en los últimos versos de las restantes, con excepción de la última, donde se repiten ambos. El villanelle no se inició como una forma fija. Durante el Renacimiento la villanella o villancico (del italiano villano o campesino) eran danzas italianas. Los poetas franceses que dieran el nombre de villanella a sus poemas no siguieron los patrones específicos, sino que incluían en éstos temas pastoriles y lenguaje sencillo. Algunos críticos creen que la estructura, tal como se la conoce hoy, se originó alrededor del siglo XVI, otros sugieren que solo un poema renacentista fue escrito sobre esta base: J’ay perdu ma tourterelle de Jean Passerat, y recién en el siglo XIX, Théodore de Banville fijó la estructura tal como la conocemos hoy día.
Más allá de su origen, el villanelle se popularizó entre los poetas de lengua inglesa.
El más grande de todos fue: Do not go gentle into that good night de Dylan Thomas. Elizabeth Bishop también logró una excelente composición en One art.
Algunos poetas de habla inglesa sostienen que trabajar sobre una estructura fija como la del villanelle, contribuye, en palabras de T.S. Eliot, a vertir los sentimientos más profundos concentrándose en el dominio de la forma.
(más versiones de Dylan Thomas)

Comentarios

gabrielaa. dijo…
ahh
rage against the dying of the light

Entradas más populares de este blog

ron padgett. cómo ser perfecto

Cómo ser perfecto
Todo es perfecto, querido amigo. Kerouac
Duerme.
No des consejos.
Cuida tus dientes y encías.
No tengas miedo a nada que esté fuera de tu control. No tengas miedo, por ejemplo, de que el edificio se caiga mientras duermes, o de que alguien a quien amas muera súbitamente.
Come una naranja todas las mañanas.
Se amable. Te hará feliz.
Eleva tus latidos a 120 pulsaciones por minuto durante 20 minutos cuatro o cinco veces por semana haciendo cualquier cosa que te guste.
Desea todo. No esperes nada.
En primer lugar, cuida las cosas que están cerca de tu casa. Ordena tu cuarto antes de salvar al mundo. Luego salva al mundo.
Ten en cuenta que el deseo de ser perfecto es quizás la expresión encubierta de otro deseo- ser amado, tal vez, o no morir.
Haz contacto visual con un árbol.
Se escéptico a toda opinión, pero trata de encontrar algún valor en cada una de ellas.

jorge aulicino. [william carlos williams]

[William Carlos Williams]

Soy el intelectual más prestigioso de la cuadra.
Querría tener un De Carlo 1960 para estacionarlo
frente al Hospital de Infecciosos, donde pudiera verlo
desde la ventana trasera de mi departamento,
los asientos atestados de libros y bolsas de suero.


El De Carlo es blanco como la ballena,
como mi heladera.

Todo flota
lejano y fascinante
en esta hermosa ciudad.

Jorge Aulicino, Buenos Aires, 1949
de Mar de Chukotka, inédito

leticia ressia. cita con el médico

Cita con el médico

¿Cómo es su dolor?
¿A qué profundidad se le hunde en la espina?
¿De qué color es su sombra
al trasluz de la ventana abierta?
¿Su dolor es arrojado
o espera atrás de uno de sus ojos?

¿A cuántos litros por segundo
se le desborda el río?
¿Toma a horario su remedio?
¿Se pregunta por qué descarrila
cada tanto
su último vagón?

Es bello
vulnerable
peligroso como acariciar
una gata peluda a los tres años.
Así arde la pena cuando se toca.
Justamente
ya lo aprendió a esa edad
cuando las compañeras de jardín
le mordían los brazo
para negarle la muñeca pepona.
¿Siente adentro el mar? ¿Se le agita?
¿Quiere gritar y no puede?
¿Quiere salirse del cuerpo?
¿Se siente sola?
¿Quiere morir?

Quiere morir.
Haga reposo para no escaparse de sus piernas.
Coma chocolate.
Vea películas de mujeres patéticas
que salen adelante como Bridget JOnes.
Sonría.
No joda.
Sea feliz, podría ser peor.
Oculte sus espejos.

Siempre es peor cuando nos miramos
pero eso Ud. ya lo sabe.

Leticia Ressia, Pellegrin…