Ir al contenido principal

pregunta por el tamaño de las habitaciones


Tres: orígenes

Puntos decisivos. A todos nos gusta oír hablar de ellos.

Puntos en un gráfico.
Conversiones repentinas. Vaivenes históricos. Una especie
de estructura dramática.
Pero una vida no se manifiesta de esa forma   se mueve
en espirales   por caminos zigzagueantes hilados sin conexión
alrededor del promontorio entre una ladera y otra
una isla hacia la otra
El saber de un niño   el olvido de un niño   mantente pueril
hasta encontrarlos   reflejados y resonando   en alguna otra parte
No me preguntes cuándo aprendí a amar
No me preguntes cuándo aprendí a temer
Pregunta por el tamaño de las habitaciones   cuántos vivían en ellas
   qué más contenían las habitaciones
   qué susurros de las historias de la piel

¿Por ti he de simplificar mi vida?

Las Mujeres Confederadas de Maryland
en su pedestal de granito y sangre seca grabaron 
EN LA DIFICULTAD Y EN EL PELIGRO
"VALIENTES EN EL HOGAR"
-palabras que un niño puede deletrear
de pie sobre la hierba fresca y húmeda tupida de hojas
amarillas
mujeres monumentales vendando hombres heridos
Juana de Arco en un libro   una campesina con armadura
Mussolini   Amelia Earhart   el Presidente en la radio
-lo que se enseña, lo que por azar se escucha

Adrienne Rich, Baltimore, 1929 – Santa Mónica, 2012 

de Inscriptions, en Oscuros campos de la república, Editorial Norma S.A., Colombia, 1995
Edición al cuidado de Claudia Cadena Silva
imagen de Carles Gomila© – Timeless, en Uno de los nuestros

Three: origins


Turning points. We all like to hear about those. Points on  a

graph. 
Sudden conversions. Historical swings. Some kind of
dramatic structure.
But a life doesn't unfold that way  it moves
in loops  by switchbacks loosely strung
around the swelling of one hillside toward another
one island toward another
A child's knowing  a child's forgetttin  remain childish
till you meet them  mirrored and echoing  somewhere else
Don't ask me when I learned love
Don't ask me when I learned fear
Ask about the size of rooms   how many lived in them
what else the room contained
what whispers of the histories of skin

Should I simplify my life for you?

The Confederate Women of Maryland
on their dried-blood granite pedetasl incised
IN DIFFICULTY AND IN DANGER...
"BRAVE AT HOME"
-words a child could spell out
standing in wetgreen grass stuck full of yellow leaves
monumental women bandaging wounded men
Joan of Arc in a book  a peasant in armor
Mussolini   Amelia Earhart   the President on the radio
-what's taught, what's overheard

Comentarios

Entradas más populares de este blog

ron padgett. cómo ser perfecto

Cómo ser perfecto
Todo es perfecto, querido amigo. Kerouac
Duerme.
No des consejos.
Cuida tus dientes y encías.
No tengas miedo a nada que esté fuera de tu control. No tengas miedo, por ejemplo, de que el edificio se caiga mientras duermes, o de que alguien a quien amas muera súbitamente.
Come una naranja todas las mañanas.
Se amable. Te hará feliz.
Eleva tus latidos a 120 pulsaciones por minuto durante 20 minutos cuatro o cinco veces por semana haciendo cualquier cosa que te guste.
Desea todo. No esperes nada.
En primer lugar, cuida las cosas que están cerca de tu casa. Ordena tu cuarto antes de salvar al mundo. Luego salva al mundo.
Ten en cuenta que el deseo de ser perfecto es quizás la expresión encubierta de otro deseo- ser amado, tal vez, o no morir.
Haz contacto visual con un árbol.
Se escéptico a toda opinión, pero trata de encontrar algún valor en cada una de ellas.

jorge aulicino. [william carlos williams]

[William Carlos Williams]

Soy el intelectual más prestigioso de la cuadra.
Querría tener un De Carlo 1960 para estacionarlo
frente al Hospital de Infecciosos, donde pudiera verlo
desde la ventana trasera de mi departamento,
los asientos atestados de libros y bolsas de suero.


El De Carlo es blanco como la ballena,
como mi heladera.

Todo flota
lejano y fascinante
en esta hermosa ciudad.

Jorge Aulicino, Buenos Aires, 1949
de Mar de Chukotka, inédito

leticia ressia. cita con el médico

Cita con el médico

¿Cómo es su dolor?
¿A qué profundidad se le hunde en la espina?
¿De qué color es su sombra
al trasluz de la ventana abierta?
¿Su dolor es arrojado
o espera atrás de uno de sus ojos?

¿A cuántos litros por segundo
se le desborda el río?
¿Toma a horario su remedio?
¿Se pregunta por qué descarrila
cada tanto
su último vagón?

Es bello
vulnerable
peligroso como acariciar
una gata peluda a los tres años.
Así arde la pena cuando se toca.
Justamente
ya lo aprendió a esa edad
cuando las compañeras de jardín
le mordían los brazo
para negarle la muñeca pepona.
¿Siente adentro el mar? ¿Se le agita?
¿Quiere gritar y no puede?
¿Quiere salirse del cuerpo?
¿Se siente sola?
¿Quiere morir?

Quiere morir.
Haga reposo para no escaparse de sus piernas.
Coma chocolate.
Vea películas de mujeres patéticas
que salen adelante como Bridget JOnes.
Sonría.
No joda.
Sea feliz, podría ser peor.
Oculte sus espejos.

Siempre es peor cuando nos miramos
pero eso Ud. ya lo sabe.

Leticia Ressia, Pellegrin…