miércoles, abril 04, 2012

un silencio erguido


**

Hacia dónde se me cayó la palabra que era inmortal:
en la garganta del cielo detrás de la frente,
hacia allí va, asistida por saliva y basura,
la Siete-Estrellas que conmigo vive.

En la bitácora las rimas, el aliento en el estiércol,
el ojo un serviola de imágenes-
y sin embargo: un silencio erguido, una piedra,
que rodea la escala del diablo.

**

La palabra dolor

Se te dio en la mano:
en tú, sin tu muerte,
junto al que todo el yo volvía a sí mismo. Pasaron
en redor voces sin palabra, formas vacías, todo
entraba en ella, mezclado
y desmezclado
y vuelto a mezclar.

Y números fueron
entretejidos y lo
innumerable. Uno y mil y lo
que delante y detrás
era mayor que sí mismo, más pequeño, bien
maduro y retro- y re-
transformado en
germinante Nunca.

Lo olvidado intentó
agarrar lo por olvidar, continentes, corazones, en partes,
flotaban,
se hundían y flotaban. Colón,
con el cólquico, el in-
temporal, en el ojo, la flor-
madre,
asesinaba mástiles y velas. Todo se largó,

libre,
descubridor,
la rosa de los vientos dejó de florecer, se
deshojó, un océano
floreció en masa y manifiesto en la luz negra
de las delirantes líneas de fe. En féretros,
urnas, canopes,
despertaron los niños
Jaspe, Ágato, Amatista -pueblos,
tribus y estirpes, un ciego

que sea

se anudó en
el cabo libre
de cabeza de serpiente-: un
nudo
(y contra-y tras- y anti- y gemelos- y miles
nudos), ante el que
la camada de ojos de noche de cuaresma
de las estrellas-martas en el abismo
de-de-de
letreaban, letreaban.

de La rosa de nadie,1963

Paul Celan,Czernowitz, 1920 - París, 1970
de Paul Celan, Obras Completas, Editorial Trotta, Madrid, 2002
Traducción de José Luis Reina Palazón
imagen: s/d

1 comentario:

Televisores dijo...

El dolor... El silencio... Excelente poema en verdad me ha gustado mucho, la verdad no había tenido la oportunidad de leer este blog, pero hoy he quedado encantada, excelente trabajo, Saludos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...