jueves, abril 05, 2012

no soy buena nombrando


**
Toma de mí este trozo bendito de mi lengua
deja en ella la oración que unidas
murmuramos en el alba de nuestra pasión.

Toma de mí este rubor, la dulce canción
que entre tus dientes dejo como agua
sagrada. ¡Boca de tu amor sobre mi llaga!

Toma de mí el látigo de piel humana
que construí en mis peores días.
Toma de mí mi absurdo rencor y viértelo
sobre el atlántico como una saliva amarga.

Toma de mí este trozo bendito de mi lengua
y deja en ella la oración que juntas
murmuramos cada día al nacer el alba.

de Puente aéreo


***
No soy buena nombrando flores
o plantas. Son un verde prodigioso,
de sueño amazónico, verde imaginario
de agua y cielo juntos. Llamo apenas
trébol, azucena, después es
un jardín salvaje, sin orden aparente
enredaderas caídas, unidas tallo a tallo
un universo mate hundiéndose
en un charco nocturno, sin un piar
sin un volar. Tendida entre cicutas
y corolas rotas empujo el olvido
como un velero antiguo tocando
un borde
           labios
                 lengua
                       boca

Inédito ¿?

Niní Bernardello, Cosquín, 1940. Reside en Tierra del Fuego.
en Poetas argentinas, 1940-1960, Selección y prólogo de Irene Gruss, Ediciones del Dock, Colección Pez Naúfrago, Buenos Aires, 2006
imagen de Alisa Monks. Líquidas emociones, 'Reflect 2', en Uno de los nuestros

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...