lunes, abril 09, 2012

qué será de nosotros




Esperando a los bárbaros

—¿Qué esperamos reunidos en el ágora?

Es que hoy llegan los bárbaros.

—¿Por qué el Senado está inactivo?
¿Qué pasa que los Senadores no legislan?

Porque hoy llegan los bárbaros.
¿Qué leyes pueden hacer ya los Senadores?
Los bárbaros legislarán cuando lleguen.

—¿Por qué nuestro emperador se levantó tan temprano
y está sentado en la puerta principal de la ciudad,
solemne en su trono, luciendo la corona?

Porque hoy llegan los bárbaros.
Y el emperador espera recibir
a su jefe. Hasta ha preparado
un pergamino para entregarle. Allí
ha consignado muchos títulos y nombres.

—¿Por qué nuestros dos cónsules y los pretores salieron
hoy con sus rojas togas bordadas?
¿Por qué llevan brazaletes con tantas amatistas,
y anillos con espléndidas y brillantes esmeraldas,
por qué empuñan hoy preciosos bastones
magníficamente recamados de oro y plata?

Porque hoy llegan los bárbaros,
y esas cosas deslumbran a los bárbaros.

—¿Por qué los ilustres oradores no vienen como siempre
a echar sus discursos, a decir sus cosas?

Porque hoy llegan los bárbaros,
y a ellos les fastidian la elocuencia y las arengas.

—Por qué comienza de pronto esta inquietud
y confusión. (Qué serios se han vuelto los rostros.)
¿Por qué se vacían rápidamente las calles y plazas
y todos vuelven a sus casas muy pensativos?

Porque anocheció y los bárbaros no han llegado.
Y algunos que han venido de las fronteras
dijeron que ya no hay bárbaros.

Y ahora qué será de nosotros sin bárbaros.
Esos hombres eran alguna solución.

Constantino Kavafis, Alejandría, Egipto, 1863-1933
En Poesía Griega Moderna, selección, traducción, prólogo y notas por Horacio Castillo, Editorial Vinciguerra, Buenos Aires, 1997
Imagen de Jonas Burgert©- Hirn, Staub Und Stop, en Uno de los nuestros

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...