miércoles, febrero 11, 2009

solo entregarse

diana-bellessi
Oh Kiepja no me dejes…

Oh Kiepja no me dejes
sentar en el hain equivocado

¿Albedrío de la muerte?
No. Si sabemos recordar
y honrar algo. Si buscamos
la infinitud donde podamos
hallarla: en el cuidado
Cuidado de lo otro y poder
de no poseer, de dejarse
ir

de Sur, Libros de Tierra Firme, Buenos Aires, 1993

Realista

Cerrada sinfonía de pajaritos
mientras cruzo el puente cercado
por bambúes al anochecer tan intenso
y dramático es realista por acaso?

lírico o pasatista o barroco en su exceso
radiante su forma de despedir el día
o disputar el territorio entre las ramas
misterioso y desmadrado piar acaso

es romántico? quedarse prendada al vuelo
querer entrar ahí o saber que ya lo estamos
y sentir ese asombro o ese contento
cuando en la siesta canta un gallo y asoma

el perro y el gato atento acecha y no puedo
dejar de mirarlos viendo siempre esa magia
del engranaje simple y certero que nadie
puede explicar pero todo el mundo entiende

y así sonriendo se sorprende en el molino
repetida la brisa encuentra su retrato
y es tan realista cada cosa que yo no hallo
fuera del campo real compareciendo nada

salvo paradojas del pensamiento, grescas
fundadas vaya a saber dónde y por qué
traerlas aquí a casa mientras se vive
y sueña en la delicadeza de lo real

de La rebelión del instante, Adriana Hidalgo, Villa Ballester, 2005.


Enero

Dios mío, se abre,
el instante consagra
la rosa en el aire
pequeña y perfecta
Es boca entreabierta
de un pálido ámbar
de bella innombrable
¿Pulverizarse? No,
tan solo entregarse
Volvernos la rosa

Diana Bellessi
de Mate Cocido, Nuevohacer, Buenos Aires, 2002

2 comentarios:

Inés dijo...

En mi niñez conocía a Lola Kiepja, y a Diana Bellessi ahora en estos escritos, que bien lo hace, gracias por publicarlo.
Saludos

lala dijo...

amé la rebelión, me encantó el librillo... admiro profundamente a diana...
saluds

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...