lunes, febrero 09, 2009

juventud divino tesoro



Tengo 25

gregory corso


Con un amor de locos por Shelley
Chatterton Rimbaud
y la indispensable verborragia de mi juventud
que ha pasado de oreja a oreja:
¡ODIO A LOS POETAS VIEJOS!
Especialmente a los viejos poetas que se retractan
que consultan a otros viejos poetas
que hablan de su juventud en susurros,
diciendo: ― Hice aquello entonces
pero entonces era entonces
eso fue entonces ―
Oh yo querría callar a los viejos
decirles: ― Soy su amigo
lo que ustedes fueron alguna vez, a través mío
volverán a serlo ―
Luego a la noche en la intimidad de sus hogares
arrancaría sus lenguas exculpatorias
y robaría sus poemas.

I AM 25

With a love a madness for Shelley
Chatterton Rimbaud
and the needy-yap of my youth
has gone from ear to ear:
I HATE OLD POETMEN!
Especially old poetmen who retract
who consult other old poetmen
who speak their youth in whispers,
saying: ―I did those then
but that was then
that was then―
O I would quiet old men
say to them: ―I am your friend
what you once were, thru me
you'll be again―
Then at night in the confidence of their homes
rip out their apology-tongues
and steal their poems.

versión © silvia camerotto
gregory corso, 1930-2001
de beat poets, everyman's library, alfred a. knoff, new york, 2002.

2 comentarios:

Griselda Garcia dijo...

Muy bueno Corso de la mano de Silvia!
Cariños!

sibila dijo...

gracias, gri.
abrazo.

jonio gonzález. en la casa fortuita

En la casa fortuita se reciben noticias desde los posos del té se espera a que el hartazgo se duerma en la lengua se es un sirvient...