Ir al contenido principal

retirada final



Después de la cena y de la charla

Después de la cena y de la charla, cuando el día ha terminado,
Como un amigo de sus amigos prolonga la retirada final,
Adiós y Adiós repite con labios emocionados,
(Tan difícil para su mano soltarse de aquellas manos que no se volverán a encontrar,
No más comunión de dolor y alegría, de viejo y joven,
Un largo camino que se dilata lo espera, para no volver a regresar,)
Eludiendo, posponiendo la separación, intentando distraer la última palabra siempre tan  pequeña,
Aun en la puerta de salida volviéndose, superfluas culpas que regresan, aun mientras baja los escalones,
Algo para prolongar un minuto adicional, sombras del anochecer se profundizan,
Adioses, mensajes abreviándose, más borroso el rostro y  la forma del que parte,
Pronto a perderse para siempre en la oscuridad, reacio, ¡oh, tan reacio a partir!
Locuaz hasta el último momento.


Walt Whitman, West Hills, Nueva York, 1819 – Camden, Nueva Jersey, 1892
De Leaves of Grass, ‘Sands at Seventy’
Version © Silvia Camerotto
imagen Walt Whitman, Camden, 1891, de © Thomas Eakins

After the supper and talk

After the supper and talk-after the day is done,
As a friend from friends his final withdrawal prolonging,
Good-bye and Good-bye with emotional lips repeating,
(So hard for his hand to release those hands-no more will they meet,
No more for communion of sorrow and joy, of old and young,
A far-stretching journey awaits him, to return no more,)
Shunning, postponing severance-seeking to ward off the last word
   ever so little,
E'en at the exit-door turning-charges superfluous calling back-
   e'en as he descends the steps,
Something to eke out a minute additional-shadows of nightfall deepening,
Farewells, messages lessening-dimmer the forthgoer's visage and form,
Soon to be lost for aye in the darkness-loth, O so loth to depart!
Garrulous to the very last.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

ron padgett. cómo ser perfecto

Cómo ser perfecto
Todo es perfecto, querido amigo. Kerouac
Duerme.
No des consejos.
Cuida tus dientes y encías.
No tengas miedo a nada que esté fuera de tu control. No tengas miedo, por ejemplo, de que el edificio se caiga mientras duermes, o de que alguien a quien amas muera súbitamente.
Come una naranja todas las mañanas.
Se amable. Te hará feliz.
Eleva tus latidos a 120 pulsaciones por minuto durante 20 minutos cuatro o cinco veces por semana haciendo cualquier cosa que te guste.
Desea todo. No esperes nada.
En primer lugar, cuida las cosas que están cerca de tu casa. Ordena tu cuarto antes de salvar al mundo. Luego salva al mundo.
Ten en cuenta que el deseo de ser perfecto es quizás la expresión encubierta de otro deseo- ser amado, tal vez, o no morir.
Haz contacto visual con un árbol.
Se escéptico a toda opinión, pero trata de encontrar algún valor en cada una de ellas.

jorge aulicino. [william carlos williams]

[William Carlos Williams]

Soy el intelectual más prestigioso de la cuadra.
Querría tener un De Carlo 1960 para estacionarlo
frente al Hospital de Infecciosos, donde pudiera verlo
desde la ventana trasera de mi departamento,
los asientos atestados de libros y bolsas de suero.


El De Carlo es blanco como la ballena,
como mi heladera.

Todo flota
lejano y fascinante
en esta hermosa ciudad.

Jorge Aulicino, Buenos Aires, 1949
de Mar de Chukotka, inédito

leticia ressia. cita con el médico

Cita con el médico

¿Cómo es su dolor?
¿A qué profundidad se le hunde en la espina?
¿De qué color es su sombra
al trasluz de la ventana abierta?
¿Su dolor es arrojado
o espera atrás de uno de sus ojos?

¿A cuántos litros por segundo
se le desborda el río?
¿Toma a horario su remedio?
¿Se pregunta por qué descarrila
cada tanto
su último vagón?

Es bello
vulnerable
peligroso como acariciar
una gata peluda a los tres años.
Así arde la pena cuando se toca.
Justamente
ya lo aprendió a esa edad
cuando las compañeras de jardín
le mordían los brazo
para negarle la muñeca pepona.
¿Siente adentro el mar? ¿Se le agita?
¿Quiere gritar y no puede?
¿Quiere salirse del cuerpo?
¿Se siente sola?
¿Quiere morir?

Quiere morir.
Haga reposo para no escaparse de sus piernas.
Coma chocolate.
Vea películas de mujeres patéticas
que salen adelante como Bridget JOnes.
Sonría.
No joda.
Sea feliz, podría ser peor.
Oculte sus espejos.

Siempre es peor cuando nos miramos
pero eso Ud. ya lo sabe.

Leticia Ressia, Pellegrin…