lunes, mayo 28, 2012

no deja pasar nada


X

Por no ser frívola, me he vuelto
piedra -asevera la pared-, o espejo.
Piedra o azogue, da lo mismo, soberbio NO.
No juego -duramente dice.

XII

A decir verdad,
la pared no deja pasar nada.
Es por eso que se pinta a la cal,
resguarda el No: la impenetrabilidad pone a prueba
también la lluvia como duda: "¿Eres así,
materia leve?".

XVI

Cabeza muerta la pared,
echo cal viva sobre esa cabeza
adiós adiós el pensamiento o la flor
allí enredada, la hojita
que titila y se aferra al viento.
No digas más. No digas Nada.

Irene Gruss, Buenos Aires, 1950
de La pared, Editorial Nudista, Cosquín, 2012
imagen de Sylwia Makris©, en Uno de los nuestros

1 comentario:

irene gruss dijo...

Una vez más: gracias, Irene

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...