miércoles, noviembre 02, 2011

el derrame de las aguas


Es extraño, Isaías. Nacer, vivir, morir
Es extraña la luz
De qué pueblo venimos, vos con tu vara y yo con mi pelo marrón?
De qué leyes abolidas? De qué infamias?
Si plantamos un árbol en el lugar equivocado y esparcimos las cenizas
de nuestros muertos
Si ponemos la fe en el suelo, el deseo en el suelo, la fertilidad
en una foto de familia
Hacia dónde arrastramos el mundo?
No hables para justificar la pasión de la revuelta
la carga de los pecados
He aquí el fuego
He aquí tu sierva ciega
Es extraño, Isaías, el derrame de aguas
la podredumbre del resumidero mezclada con el perfume
que me puse esta mañana

Silvia Camerotto, Lomas de Zamora, 1959
Inédito
imagen de Mirko Barone, página web Fine art of Mirko Barone

6 comentarios:

irene gruss dijo...

Muy bueno, Silvia. Eso de "la fertilidad en un retrato de familia", hallazgo; Irene

sibila dijo...

gracias, i. abrazo.

El Joven llamado Cuervo dijo...

De qué leyes abolidas, de qué pueblo? Qué hermosura, y esa alusión a las aguas...

Leonel Licea dijo...

Es difícil encontrar un poema que denuncie sin caer en demagogia y lugares comunes, tu lo consigues.
Este es un gran poema, Silvia.
Aplausos y abrazos.
Leo

Marcelo dijo...

Una alegría Silvia leerte, releerte, después de un tiempo, y con este poema tan hermoso. Gracias. Un beso.

sibila dijo...

a todos, gracias.
beso, marcelo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...