sábado, noviembre 19, 2011

me dijiste linda


**
Discusión (V)

Tras la ventana empañada de un bar la discusión prosigue:
-¿Podrías explicarte con mayor claridad? -pregunta ella, cansada.
Él sacude la cabeza e insiste.
-Sí. Dentro de diez años aproximadamente doblaré borracho por una calle. Este acto, aparentemente insignificante, evitará que muera producto de los golpes propinados por una pandilla que me hubiera atacado de haber seguido caminando en línea recta.
-¡Pero eso no tiene nada que ver con nosotros!
-¡Sí! De haber seguido caminando en línea recta no estaría aquí hoy. Porque habría muerto. Por lo menos en este universo. Es así, linda.
-Me dijiste linda.
-Esto nos demuestra que no existen equivocaciones. Todo error será un acierto en el final. No sabemos qué haremos próximamente, pero sea lo que sea, será determinante para nuestro pasado y presente, si entendemos que mañana también es ahora. Y ayer.
-Me dijiste linda...


**
Dársenas
'O we will know won't we?
the stars will explode in the sky
o but they don't do they?
stars have their moment and then they die"
Nick Cave,(Are you) The one that I've been waiting for?

duele el blanco de la ropa doblada que guarda
todas las soledades
el algodón de la ropa que pliegas. tebas. te vas.

te vas sin mirar hacia atrás
(te convertirás en estatua de sal)
pequeñita contra el crepúsculo

DÁRSENAS. estoy perdido y voy a descontarle a
la muerte cada segundo sin tu cuerpo.

MUELLES. no hay sino partires.

AQUÍ lo que sobrevivió al invierno
las copas de coñac los poemas los reproches
tu afición a las tablas contra el autismo de mi
retraimiento
tus cuentos eróticos y mis poemas de disolución
los ecos sensuales de tus loops
y las gritas en la madera
de mi guitarra
tu cuarto en la terraza con velas
y mis cicatrices de otra pelea

blues de taberna tus labios con patti smith y cigarrillos
con los cafés literarios y los enojos y las poetisas
muertas
tus tomos de michaux y mi brevario de sylvia plath

DÁRSENAS. tus besitos. luz de los barcos a lo lejos.
creo que no hay faros.
no le creo al amor no le creas

no nos estremecía estar tan juntos?
no nos asustaban nuestras mutaciones en la
oscuridad?
no nos teníamos?
no nos temíamos?

no fue el invierno más violento en años,
ahora
recuerdas?

el gigantesco árbol derribado por la tormenta
cortando la avenida
el café por la mañana, las noches con neil young y
vino barato
tu polvera de muñeca y mi estructura psicótica
tus tacos sobre los charcos y la niebla en mis ojos
tu book de perra y mis tabletas de pastillas
aquel parque a la entrada del otoño
y las hamacas que te retornaban niña hasta mis
brazos

tus gemidos en la semipenumbra de un teatro vacío
en el invierno de las hospitalizaciones
la sala de espera y las galerías de arte
tu llanto, no poder abarcarte...
en paseos por las calles de las putas
o en unidad coronaria
¿hay algo que podamos salvar?

Yo invoco tu espalda, la perfecta geografía de
tus lunares como un cartógrafo desesperado
(tus piernas me guardaban del horror del
mundo
el cosmos desmentía su error avisándome que
estaba allí)
te devuelvo tus cosas pero me quedo sin nada

¿qué se siente estar parada en medio de la
tormenta
qué se siente mi amada?
(¿cómo olvidas
cómo olvidas?)

DÁRSENAS. lejanía de querer. todos son lugares
para partir
viajes ultraterrenos en las piernas de la noche

ahora qué será de las palabras
qué será de las promesas

DÁRSENA
abandono pueblos bajo la llovizna
nunca la lluvia tuvo otro color

Javier Galarza, Buenos Aires, 1968
de Pequeña guía para sobrevivir en las ciudades, Buenos Aires, 2001, edición de autor
imagen de Anne Arden McDonald, Self portrait 22, en Anne Arden McDonald, publicada con expresa autorización de la autora

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...