sábado, febrero 27, 2010

ya empieza a quedar poco


Sin tigres

SIN TIGRES

¿Qué hay en la sombra a la hora del yo,
cuando todo pierde el gusto
y uno empieza a vivir sin ilusión,
porque el tiempo ya empieza a quedar poco?

¿Qué otra cosa hay en la sombra de la hora del yo?
Al frío y al calor, a un diente menos,
al tomate que va perdiendo el gusto, al egoísmo,
el mal gobierno, ¿a todo uno se acostumbra?

¿Qué otra cosa hay en la sombra de la hora del yo
sino vivir crispado, dormir poco,
saber que todos vamos, por mera estupidez,
hacia un mundo sin tigres?

Jorge Fondebrider, Buenos Aires, 1956
Inédito
imagen: William Blake

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un poema deslumbrante de un realista

lala dijo...

gracias....
para empezar su años ademas...
besos

susan thénon. de distancias

37 un mal se apaga solo si otro mal crece una lluvia seca hiere el sol      la memoria no alcanza         entre dormidas piernas un...