jueves, agosto 02, 2012

obras incompletas


Cementerio de la Chacarita

Siempre habrá quien se acuerde de
los que han pasado por las horcas
caudinas de la disolución personal,
pero no por esta, su gran causa,
sino por otros méritos que hubiera,
por papeles escritos y soplados,
por lo que el polvo aún no corrompió,
por lo que dijeron en una comida, en
un vagón del subterráneo entre dos
interrumpidas mitades del viaje,
obras incompletas, berrinches, calles
en las que supieron andar.
Lo que atestigua que la muerte que los abrumaba
es precisamente lo que menos le importa a nadie.
Y a la vez que el vivir, desgranado, sin control de la mente,
deja la huella que intentan representar estas lápidas.

Jorge Aulicino, Buenos Aires, 1950
Inédito
imagen de Nicola Verlato ©, en Uno de los nuestros

1 comentario:

Tamarit dijo...

¡Qué lindo poema!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...