viernes, agosto 24, 2012

los odios son contemplados para todos


A un desdichado

Ya se sabe,
empleó
gran parte del tiempo
en adquirir su odio,
y mucho más tiempo
en gozarlo sin decidirlo,
cuervo
que solitario come, ajeno a la envidia
y no para jactarse,
a la espera, quizás,
de un cielo del odio donde todos
los odios son contemplados para todos, incluso
los ignorantes del propio odio, corruptos;
y dispuesto al goce
de ser contemplado en su odio,
como aplicando una máxima:
Bueno es
odiar a solas, pero es mejor
odiar en compañia, el odio crece.
Entretanto
se sabe también

Alberto Girri, Buenos Aires, 1919-1991
en Francisco Urondo, Veinte años de poesía argentina, 1940-1960, Editorial Galerna, Buenos Aires, 1968 imagen de Martin Stranka© – Wrong Line, en Uno de los nuestros

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...