domingo, julio 01, 2012

nada que no salga



VII


Vidrios empañados: si fueran la pared
hasta esa poca humedad sería
rechazada; el agua es débil,
se resbala.


Impenetrable y a veces
mortal, como cal viva
que quema los cuerpos, cenizas quedan
de un líquido temblar,
si me le acerco.


La cal es otro No de la pared,
llanto, lluvia
o simplemente sangre
quedan como manchas, graffiti,
nada que no salga
mañana o pasado
mañana...


Irene Gruss, Buenos Aires, 1950
de La pared, Editorial Nudista, Cosquín, 2012
imagen de Brooke Shaden©, the inconvenience of spirits, en Uno de los nuestros

1 comentario:

irene gruss dijo...

gracias, doña, irene

susan thénon. de distancias

37 un mal se apaga solo si otro mal crece una lluvia seca hiere el sol      la memoria no alcanza         entre dormidas piernas un...