viernes, julio 27, 2012

criaturas de la vida



Vieja ciudad


A menudo en turbias noches salgo de mi casa,
a gozar mi vieja Trieste,
donde parpadea la luz en las ventanas
y la calle es más estrecha y populosa.
Entre la gente que va y viene
de la cantina al lupanar o a la casa,
donde mercancías y hombres son desechos
de un gran puerto de mar,
vuelvo a encontrar, pasando, el infinito
de la humildad.
Aquí prostituta y marinero, el viejo
que blasfema y la mujerzuela que disputa,
el guardia sentado en el puesto
de frituras,
la tumultuosa joven enloquecida
de amor,
todas son criaturas de la vida
y del dolor:
se agita en ellos, como en mí, el Señor.
Aquí siento también en rara compañía
mi pensamiento hacerse
más puro donde más sucia es la vida.


Umberto Saba, Trieste, 1883- Gorizia, 1957
Traducción de Alberto Girri y Carlos Viola Soto,
de Poesía italiana contemporánea, Ed. Raigal, Buenos Aires, 1956
en en Lyzandro Z. D. Galtier, La traducción literaria, Antología del poema traducido, Tomo II, Ediciones Culturales Argentinas, Buenos Aires, 1965
imagen de Alexandra Manukyan©, Dream, en Uno de los nuestros

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...