sábado, diciembre 24, 2011

oh, manoseados sentimientos


Oficio de amor

De la intimidad que ahora nos asusta
sale el pasado,
sale la espléndida nostalgia,
ejercicio callado del ocaso;
de la valuación de Dios en la plegaria,
para que no estemos uno fuera del otro,
saldrá la amenaza,
celosa corrosión de los gestos
interrumpiendo nuestro abrazo.

¡Oh, manoseados sentimientos!
Más y mejor seré yo mismo
cuando guarde de tu amor la idea,
y aunque ya no pase del existir a la presencia
igualmente me verás contra tu boca
vigilando la mudanza de los días
hasta que, siendo como yo reliquia,
me ayudes a evitar esta agonía.

III

En tinieblas
descienden las jornadas
con señales evidentísimas
del pavor que humilla
al que no fía de su estado
y siente que los días son inciertos.

Alberto Girri, Buenos Aires, 1919-1991
en Alberto Girri, Obra Poética I, Corregidor, Buenos Aires, 1988
imagen Eric White©, No Neutral Thoughts, en Uno de los nuestros

2 comentarios:

Irene Gruss dijo...

Gracias, gracias, Irene

Pedro Donangelo dijo...

Es otro "Gracias" en el día de hoy La belleza reconforta.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...