lunes, abril 25, 2011

un rumor de supersticiones


Comarca propia

Mi país es falso y sin techos cavando en la tierra como un perro
cavando en el cielo
cavando en el alma ¿para qué? En su rincón con la espuma de las moscas. ¡Estrellas! De noche es inútil encogerse como un feto.
No por eso deja de oírse el señorío famélico de los órganos y su súplica
¡aunque uno vuelva a aquellos días y a la negra circundada por el sudor de las flores del mundo
a aquellas caricias que hacían blasfemar de placer a los cocheros fúnebres!

Fundado en la corriente mi país desnudo hace con sus dientes y sus anzuelos un rumor de supersticiones bajo los plátanos
¡entonces una ola radiante como la siesta de la primera masturbación al pie del molino como el primer descubrimiento de un astro hembra entre los pliegues del sueño!
Y no me importa
llorar en su piedra país errante mío farsante
¿Por qué rechazaré tanto un cuerpo que quiero? ¿Por qué desearé tanto un cuerpo que abandono...? País cocodrilo perpetuo al acecho al sol en el bello fano
País droga
¡Partenón de hierbas podridas y estrellas con tu gracia tantálica y esas vastas y ociosas imágenes salvajes del infinito cubierto de lianas...!

de Amantes antípodas

Enrique Molina, Buenos Aires, 1910-1997
en Poesía argentina, Selección del Instituto Torcuato Di Tella, Editorial del Instituto, Buenos Aires, 1963
imagen: Rob Gonsalves

2 comentarios:

gabrielaa. dijo...

mi país es falso
y todos los otros países también

diosa!
no rechazaré tanto cuerpo que quiero

hierbas podridas y estrellas con gracia tantálica!



la diosa sea con nosotrxs

Tamarit dijo...

Qué poema más hermoso.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...