Ir al contenido principal

la técnica moderna ya no basta


Llegará un día

Llegará un día
La técnica moderna ya no basta
Cada travesía cuesta un millón de electores
Con los aviones y los dirigibles costará diez millones
Los cables submarinos mi camarote de lujo las ruedas los trabajos de los puertos las grandes industrias comen dinero
Toda esa actividad prodigiosa que es nuestro orgullo
Las máquinas ya no bastan
Quiebran
En su basura Job todavía utiliza su masaje facial eléctrico
Es gracioso

Un jour viendra

Un jour viendra/ La technique moderne n'y suffit plus/ Chaque traversée coûte un million aus électeurs/ Avec les avions et les dirigeables cela coûtera dix millons/ Les câbles sous-marins ma cabine de luxe les roues les travaux des ports les grandes industries mangent de l'argent/ Toute cette activité prodigieuse qui fait notre orgueil/ Les machines n'y suffisent plus/ Faillete/ Sur son fumier Job se sert encore des son face-massage éléctrique/ C'est gai

París

Me quedé toda la noche en el puente escuchando los mensajes que llegaban por radio descifrando algunos fragmentos
Y traduciéndolos con guiños de ojos para las estrellas
Un astro nuevo brillaba a la altura de mi nariz
La brasa de mi cigarro
Pensaba distraídamente en París
Y cada estrella del cielo era reemplazada a veces por un rostro conocido
Vi a Jean como una antorcha fatua el ojo malicioso de Erik la mirada tranquila de Fernand y los ojos de un montón de cafés alrededor de Sanders
Los quevedos redondo de Eugenia los de Marcel
La mirada vertiginosa de Mariette y los ojos movedizos del Gascón
De tanto en tanto Francis y Germaine pasaba en auto y Abel hacía puestas en escena y estaba triste
Luego proseguía el radio y yo miraba las estrellas
Y el nuevo astro volvía a encenderse en la punta de mi nariz
Me iluminaba como Raymone
Muy cerca muy cerca

Paris

Je suis resté toute la nuit sur le pont écoutant les messages qui arrivaient par T.S.F. en déchiffrant quelques bribes/ Et les traduisant en clignant des yeux pour les étoiles/ Un astre nouveau brillait à la hauteur de mon nez/ La braise de mon cigare/ Je songeais dístraitment à Paris/ Et chaque étoile du ciel était remplacée parfois par un visage connu/ J'ai vu Jean comme une torche follete l' oeil malicieux d'Erik le regard posé de Fernand et les yeux d'un tas de cafés autour de Sanders/ Les bésicles rondes d'Eugénia celles de Marcel/ Le regard en flèche de Mariette et les yeux dodelinant du Gascon/ De temps en temps Francis el Germaine passaient en auto et Abel faisait de la mise en scène et était triste/ Puis la T.S.F. reprenait et je regarderais les étoiles/ Et l'astre nouveau s'allumait à nouveau au bout de mon nez/ Il m'éclarait comme Raymone/ Tout près tout près

Blaise Cendrars, La Chaux-de-Fonds, Suiza, 1887 - París, 1961
En Blaise Cendrars, Poesía completa, traducción de Víctor Goldstein, Ediciones Fausto, Buenos Aires, 1975
imagen: Henry Miller, Amours toujours, 1973

Comentarios

Entradas más populares de este blog

ron padgett. cómo ser perfecto

Cómo ser perfecto
Todo es perfecto, querido amigo. Kerouac
Duerme.
No des consejos.
Cuida tus dientes y encías.
No tengas miedo a nada que esté fuera de tu control. No tengas miedo, por ejemplo, de que el edificio se caiga mientras duermes, o de que alguien a quien amas muera súbitamente.
Come una naranja todas las mañanas.
Se amable. Te hará feliz.
Eleva tus latidos a 120 pulsaciones por minuto durante 20 minutos cuatro o cinco veces por semana haciendo cualquier cosa que te guste.
Desea todo. No esperes nada.
En primer lugar, cuida las cosas que están cerca de tu casa. Ordena tu cuarto antes de salvar al mundo. Luego salva al mundo.
Ten en cuenta que el deseo de ser perfecto es quizás la expresión encubierta de otro deseo- ser amado, tal vez, o no morir.
Haz contacto visual con un árbol.
Se escéptico a toda opinión, pero trata de encontrar algún valor en cada una de ellas.

jorge aulicino. [william carlos williams]

[William Carlos Williams]

Soy el intelectual más prestigioso de la cuadra.
Querría tener un De Carlo 1960 para estacionarlo
frente al Hospital de Infecciosos, donde pudiera verlo
desde la ventana trasera de mi departamento,
los asientos atestados de libros y bolsas de suero.


El De Carlo es blanco como la ballena,
como mi heladera.

Todo flota
lejano y fascinante
en esta hermosa ciudad.

Jorge Aulicino, Buenos Aires, 1949
de Mar de Chukotka, inédito

leticia ressia. cita con el médico

Cita con el médico

¿Cómo es su dolor?
¿A qué profundidad se le hunde en la espina?
¿De qué color es su sombra
al trasluz de la ventana abierta?
¿Su dolor es arrojado
o espera atrás de uno de sus ojos?

¿A cuántos litros por segundo
se le desborda el río?
¿Toma a horario su remedio?
¿Se pregunta por qué descarrila
cada tanto
su último vagón?

Es bello
vulnerable
peligroso como acariciar
una gata peluda a los tres años.
Así arde la pena cuando se toca.
Justamente
ya lo aprendió a esa edad
cuando las compañeras de jardín
le mordían los brazo
para negarle la muñeca pepona.
¿Siente adentro el mar? ¿Se le agita?
¿Quiere gritar y no puede?
¿Quiere salirse del cuerpo?
¿Se siente sola?
¿Quiere morir?

Quiere morir.
Haga reposo para no escaparse de sus piernas.
Coma chocolate.
Vea películas de mujeres patéticas
que salen adelante como Bridget JOnes.
Sonría.
No joda.
Sea feliz, podría ser peor.
Oculte sus espejos.

Siempre es peor cuando nos miramos
pero eso Ud. ya lo sabe.

Leticia Ressia, Pellegrin…