Ir al contenido principal

después de que todos se han ido



Inmóvil en aguas extrañas

En presencia de ambos, cada uno confundió
la sinceridad del otro por un complot elaborado.
Y tal vez así fue ¿quién sabe?
Hubo cierta hostilidad, hostilidad
en la manera en que hablaban entre sí
mientras las gotas de licor tibio caían.

En el llanto sensual del cielo, la loca bondad
de las estatuas, los fragmentos de hojas todavía volando alrededor
vanidosas después de que el invierno se ha puesto en marcha;
el saludo cerrado, el firme apretón de manos,
era tema suficiente para uno o más sueños,
incluso malos, que sin duda algunos se oscurecían
en sus contornos. Nos reíamos de estos,

creyendo que eran tema de la grandilocuente fábula
para un niño sobre lo que ocurre en la mañana,
después de que todos menos el gato se han ido. ¿Puedes
verlo de otro modo? Oh  eufórico
receptor de lo que hay para ser recibido,
cómo te hicimos parir, cuánto mejor
es esperar y preparar nuestra espera
para la gran arremetida, la masa de detalles
aun comprimida en el entusiasmo que queda por delante,
como una flor japonesa de papel.

John Ashbery, Rochester, 1927
de April Galleons, 1987
en Notes from the Air, Selected Later Poems, Harper Collins Publishers, New York, 2007
versión © Silvia Camerotto
 imagen: Collage de John Ashbery publicado en Paris Review en 2009, publicado por Scott Edelman

Becalmed on Strange Waters

In the presence of both, each mistook
the other’s  sincerity for an elaborate plot.
And perhaps something like that did occur-who knows?
There was some hostility, hostility
in the way they talked together
as the drops of warm liquor went down.

In the sky’s sensual pout, the crazy kindness
of statues, the scraps of leaves still blowing around
self-importantly after Winter was well under way;
in the closed greeting, the firm handclasp,
was matter enough for one or more dreams,
even bad ones, but certainly some getting grim
around the edges. We smile at these,

thinking them matter for a  child0s euphuistic
tale of what goes on in the morning,
after everyone but the cat has left. But can you
see otherwise? O ecstatic
receiver of what’s there to be received,
how we belabor thee, how much better
to wait and to prepare our waiting
for the grand rush, the mass of detail
still compacted in the excitement that lies ahead,

like a Japanese paper flower. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

ron padgett. cómo ser perfecto

Cómo ser perfecto
Todo es perfecto, querido amigo. Kerouac
Duerme.
No des consejos.
Cuida tus dientes y encías.
No tengas miedo a nada que esté fuera de tu control. No tengas miedo, por ejemplo, de que el edificio se caiga mientras duermes, o de que alguien a quien amas muera súbitamente.
Come una naranja todas las mañanas.
Se amable. Te hará feliz.
Eleva tus latidos a 120 pulsaciones por minuto durante 20 minutos cuatro o cinco veces por semana haciendo cualquier cosa que te guste.
Desea todo. No esperes nada.
En primer lugar, cuida las cosas que están cerca de tu casa. Ordena tu cuarto antes de salvar al mundo. Luego salva al mundo.
Ten en cuenta que el deseo de ser perfecto es quizás la expresión encubierta de otro deseo- ser amado, tal vez, o no morir.
Haz contacto visual con un árbol.
Se escéptico a toda opinión, pero trata de encontrar algún valor en cada una de ellas.

jorge aulicino. [william carlos williams]

[William Carlos Williams]

Soy el intelectual más prestigioso de la cuadra.
Querría tener un De Carlo 1960 para estacionarlo
frente al Hospital de Infecciosos, donde pudiera verlo
desde la ventana trasera de mi departamento,
los asientos atestados de libros y bolsas de suero.


El De Carlo es blanco como la ballena,
como mi heladera.

Todo flota
lejano y fascinante
en esta hermosa ciudad.

Jorge Aulicino, Buenos Aires, 1949
de Mar de Chukotka, inédito

leticia ressia. cita con el médico

Cita con el médico

¿Cómo es su dolor?
¿A qué profundidad se le hunde en la espina?
¿De qué color es su sombra
al trasluz de la ventana abierta?
¿Su dolor es arrojado
o espera atrás de uno de sus ojos?

¿A cuántos litros por segundo
se le desborda el río?
¿Toma a horario su remedio?
¿Se pregunta por qué descarrila
cada tanto
su último vagón?

Es bello
vulnerable
peligroso como acariciar
una gata peluda a los tres años.
Así arde la pena cuando se toca.
Justamente
ya lo aprendió a esa edad
cuando las compañeras de jardín
le mordían los brazo
para negarle la muñeca pepona.
¿Siente adentro el mar? ¿Se le agita?
¿Quiere gritar y no puede?
¿Quiere salirse del cuerpo?
¿Se siente sola?
¿Quiere morir?

Quiere morir.
Haga reposo para no escaparse de sus piernas.
Coma chocolate.
Vea películas de mujeres patéticas
que salen adelante como Bridget JOnes.
Sonría.
No joda.
Sea feliz, podría ser peor.
Oculte sus espejos.

Siempre es peor cuando nos miramos
pero eso Ud. ya lo sabe.

Leticia Ressia, Pellegrin…