miércoles, octubre 02, 2013

todos somos huéspedes


Bocetos de Komavoro

Oh musa del llanto, M. Tsvetáieva
...Y yo aquí renuncié a todo,
a todos los bienes terrenales;
el espíritu guardián de "ese lugar"
es ahora la corteza de los árboles.

Todos somos huéspedes de la vida,
vivir es sólo una costumbre.
Oigo en los caminos del aire
dos voces que dialogan.

¿Dos? Contra la pared del este,
junto a espesos arbustos de frambuesas,
hay una rama oscura, fresca, de saúco...
Es un mensaje de Marina.

En el puerto, noviembre de 1961 (delirando)

***

He aprendido a vivir de modo simple y sabio,
mirar al cielo y rezar a Dios,
y dar largos paseos antes de que anochezca
para ahogar esta inútil ansiedad.

Cuando murmuran los espinos del barranco
y rojo y dorado cabecea el racimo del serbal,
entonces compongo versos fáciles
sobre la vida breve, breve y hermosa.

Regreso. El gato peludo
lame mi mando y tierno ronronea.
Y en la torrecilla del aserradero junto al lago
brilla la llama de una hoguera.

Rara vez turba el silencio
el grito de una cigüeña posándose en la casa.
-Y si a mi puerta llamaras,
creo que ni siquiera te oiría.

1912

Anna Ajmátova,Odessa, 1889- Domodedovo, 1966
versión de Olvido García Valdés y Monika Zgustova
en Poesía y traducción, Ediciones Arte y Estética, Círculo de Bellas Artes, Madrid, 2007
imagen de Modigliani, 1991, Anna Ajmátova

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...