Ir al contenido principal

para qué queremos el conocimiento


Después de leer una guía de física moderna para niños

Si todo lo que el mejor físico sabe
sobre la verdad fuera cierto,
entonces, para todos los fulanos,
nuestro mundo está lleno
de mugre y frivolidad,
la pasamos mejor
que las Grandes Nebulosas
o que los átomos en nuestros cerebros.

El matrimonio rara vez es una dicha
pero sin duda sería peor
si lanzáramos partículas
a miles de kilómetros por seg
sobre un universo
donde el beso de un amante
ni se siente
o rompe el cuello de la persona amada.

Aunque la cara que miro
mientras me afeito sea cruel
porque, año tras año, repele
un aspirante a anciano, tiene,
gracias a Dios, la concentración suficiente
para permanecer allí íntegra,
no como una aguada papilla
que, en parte, está en otro lado.

Nuestros ojos prefieren creer
que un lugar habitable
tiene una vista geocéntrica,
que los arquitectos encierran
un tranquilo espacio euclidiano:
mitos explotados — ¿pero quién
podría sentirse como en casa abierto de piernas
como una eterna montura expandiéndose?

Esta pasión de nuestra especie
por el procedimiento de saber
es un hecho del que no cabe duda,
pero me haría más feliz
si supiera con mayor claridad para
qué queremos el conocimiento,
si estuviera seguro de que la mente
es libre de saber o no.

Ha elegido una vez, según parece,
y si nuestra preocupación
por la magnitud de los extremos
se convierte realmente en una criatura
que viene en tamaño mediano,
o politizar la Naturaleza
es absolutamente sabio,
es algo que aprenderemos.

W.H. Auden, York, 1907- Viena, 1973
Versión © Silvia Camerotto
imagen s/d en Utopia azul

After Reading a Child's Guide to Modern Physics

If all a top physicist knows
 About the Truth be true,
 Then, for all the so-and-so's,
 Futility and grime,
 Our common world contains,
 We have a better time
 Than the Greater Nebulae do,
 Or the atoms in our brains.

 Marriage is rarely bliss
 But, surely it would be worse
 As particles to pelt
 At thousands of miles per sec
 About a universe
 Wherein a lover's kiss
 Would either not be felt
 Or break the loved one's neck.

 Though the face at which I stare
 While shaving it be cruel
 For, year after year, it repels
 An ageing suitor, it has,
 Thank God, sufficient mass
 To be altogether there,
 Not an indeterminate gruel
 Which is partly somewhere else.

 Our eyes prefer to suppose
 That a habitable place
 Has a geocentric view,
 That architects enclose
 A quiet Euclidian space:
 Exploded myths — but who
 Could feel at home astraddle
 An ever expanding saddle?

 This passion of our kind
 For the process of finding out
 Is a fact one can hardly doubt,
 But I would rejoice in it more
 If I knew more clearly what
 We wanted the knowledge for,
 Felt certain still that the mind
 Is free to know or not.

 It has chosen once, it seems,
 And whether our concern
 For magnitude's extremes
 Really become a creature
 Who comes in a median size,
 Or politicizing Nature
 Be altogether wise,
 Is something we shall learn.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

ron padgett. cómo ser perfecto

Cómo ser perfecto
Todo es perfecto, querido amigo. Kerouac
Duerme.
No des consejos.
Cuida tus dientes y encías.
No tengas miedo a nada que esté fuera de tu control. No tengas miedo, por ejemplo, de que el edificio se caiga mientras duermes, o de que alguien a quien amas muera súbitamente.
Come una naranja todas las mañanas.
Se amable. Te hará feliz.
Eleva tus latidos a 120 pulsaciones por minuto durante 20 minutos cuatro o cinco veces por semana haciendo cualquier cosa que te guste.
Desea todo. No esperes nada.
En primer lugar, cuida las cosas que están cerca de tu casa. Ordena tu cuarto antes de salvar al mundo. Luego salva al mundo.
Ten en cuenta que el deseo de ser perfecto es quizás la expresión encubierta de otro deseo- ser amado, tal vez, o no morir.
Haz contacto visual con un árbol.
Se escéptico a toda opinión, pero trata de encontrar algún valor en cada una de ellas.

jorge aulicino. [william carlos williams]

[William Carlos Williams]

Soy el intelectual más prestigioso de la cuadra.
Querría tener un De Carlo 1960 para estacionarlo
frente al Hospital de Infecciosos, donde pudiera verlo
desde la ventana trasera de mi departamento,
los asientos atestados de libros y bolsas de suero.


El De Carlo es blanco como la ballena,
como mi heladera.

Todo flota
lejano y fascinante
en esta hermosa ciudad.

Jorge Aulicino, Buenos Aires, 1949
de Mar de Chukotka, inédito

leticia ressia. cita con el médico

Cita con el médico

¿Cómo es su dolor?
¿A qué profundidad se le hunde en la espina?
¿De qué color es su sombra
al trasluz de la ventana abierta?
¿Su dolor es arrojado
o espera atrás de uno de sus ojos?

¿A cuántos litros por segundo
se le desborda el río?
¿Toma a horario su remedio?
¿Se pregunta por qué descarrila
cada tanto
su último vagón?

Es bello
vulnerable
peligroso como acariciar
una gata peluda a los tres años.
Así arde la pena cuando se toca.
Justamente
ya lo aprendió a esa edad
cuando las compañeras de jardín
le mordían los brazo
para negarle la muñeca pepona.
¿Siente adentro el mar? ¿Se le agita?
¿Quiere gritar y no puede?
¿Quiere salirse del cuerpo?
¿Se siente sola?
¿Quiere morir?

Quiere morir.
Haga reposo para no escaparse de sus piernas.
Coma chocolate.
Vea películas de mujeres patéticas
que salen adelante como Bridget JOnes.
Sonría.
No joda.
Sea feliz, podría ser peor.
Oculte sus espejos.

Siempre es peor cuando nos miramos
pero eso Ud. ya lo sabe.

Leticia Ressia, Pellegrin…