domingo, septiembre 25, 2011

eres un animal hábil y sinuoso


Tú llamas una vida

Fatiga de amor, tristeza,
tú llamas una vida
que dentro, profunda, tiene nombres
de cielos y jardines.

Y fuese mi carne
lo que el don del mal transforma.

de Aguas y tierras, 1920-1929

Yo me acreciento un mal

Grata respiración una raíz
exprime del árbol corrupto:

Yo me acreciento un mal
de vivo que al cambiar
sufre incluso su carne.

de Oboe sumergido, 1930-1932

Solo con que amor te alcance

No olvides que vives en medio de los animales
los caballos los gatos las ratas de cloaca
brunas como la mujer de Salomón tremendo
campo de banderas desplegadas,
no olvides el perro con lengua y rabo
de armonías de lo irreal ni el lagarto el mirlo
el ruiseñor la víbora el fuego. Te gusta pensar
que vives entre hombres puros y mujeres
virtuosas que no tocan
el grito de la rana en celo, verde
como la más verde rama de la sangre.
Los pájaros te miran desde los árboles y las hojas
no ignoran que la Mente ha muerto
para siempre, su reliquia sabe a cartílago
quemado a plástico corrupto; no olvides
que eres un animal hábil y sinuoso
que violenta tórrido y lo quiere todo aquí
en la tierra antes del último grito
cuando el cuerpo es cadencia de memorias apelmazadas
y el espíritu se apresura hacia el fin eterno
recuerda que puedes ser el ser del ser
sólo con que amor te alcance de lleno en las vísceras.

de Dar y tener, 1959-1965

Salvatore Quasimodo, Modica, Sicilia, 1901- Amalfi, 1968
en Salvatore Quasimodo, Y enseguida la noche y otros poemas, Hyspamérica Ediciones, Madrid, 1983
Selección y traducción de Carlo Frabetti. Edición no bilingüe
imagen de Copyright © John Jude Palencar

1 comentario:

irene gruss dijo...

Gracias por ese Dar y tener; Irene

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...