martes, agosto 11, 2009

hasta la roca aislada


Conjuro

Dado el horizonte de la ciencia
me inclino a la magia —
he puesto tu libro junto al mío

ahora, que las almas y las palabras
se entrelacen
que un poder impreciso

interceda en este nimio
asunto humano y lo eleve
como un vapor secreto, privado

hasta la roca aislada
donde sólo anidan cosas
permanentes.

Gerardo Gambolini, Buenos Aires, 1955.
Inédito.
Imagen: Odilon Redon, Burdeos 1840-1916, Sita.

No hay comentarios.:

emily dickinson. me digo que la tierra es breve

*** Me digo que la tierra es breve, y la angustia absoluta. Que hay demasiado mal; ¿pero qué? Me digo que podríamos morir; que la m...