jueves, agosto 27, 2009

esa trampa metafísica



Mosca de velorio

Después del muerto
quien lo pasa mejor en el velorio
es sin duda la mosca.
Ella insiste en el rostro del difunto
pese a todos los vivos
y allí están compartiendo
el dominio cerrado
de un tranquilo díalogo secreto.
Ahora hay que cerra el ataúd
y de un salto vital la mosca huye
para seguir viviendo como sea
y no caer en esa trampa metafísica.
Había mucha fe aplicada
en ese contacto delicado,
algo bueno, moral, de problema resuelto.
Si comparamos, vemos,
cómo se tambalea y vocifera,
cómo fracasan las relaciones.
Ahora bien
¿por qué quiso vivir la mosca?
¿por qué el muerto siguió muerto?

Joaquín Giannuzzi, Buenos Aires, 1924- Salta, 2004

de Poesía completa Joaquín O. Giannuzzi, Edición y prólogo de Jorge Fondebrider, Edición Sibilina S.L.U., Sevilla, 2009.
Imagen: S/D

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...