lunes, noviembre 30, 2015

joseph brodsky. entré a una jaula en lugar de



***
Entré a una jaula en lugar de una bestia salvaje,
quemé mi plazo y mi apodo en la barraca con un clavo,
viví junto al mar, jugué a la ruleta,
cené vestido de frac sabe Dios con quién.
Desde la altura de un glaciar miré la mitad del mundo,
tres veces fui ahogado, dos veces desgarrado,
abandoné el país que me nutrió.
Con los que me olvidaron se puede fundar una ciudad.
Vagué por las estepas que recuerdan el clamor del huno,
me vestí con lo que está de nuevo a la moda,
sembré centeno, cubrí graneros con papel alquitranado,
y lo único que no tomé fue agua seca.
Dejé entrar en mis sueños la pupila acerada de la escolta,
devoré el pan del exilio, sin dejar una miga.
Permití a mi garganta todo sonido, excepto el aullido;
pasé al susurro. Ahora tengo cuarenta.
¿Qué puedo decir de la vida? Que me ha parecido larga.
Siento solidaridad solo con el dolor.
Pero hasta que llenen mi boca de arcilla
de ella solamente resonará la gratitud.

24 de mayo de 1980
Joseph Brodsky, San Petersburgo, 1940- Brooklyn, 1996
Traducción de Fulvio Franchi
imagen de Joseph Brodsk

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...