Ir al contenido principal

agarro las cosas



Todo

Últimamente el viento quema
las hojas finales y la noche
llega demasiado tarde para servir
para algo, últimamente he aprendido
que el año da la cara
al invierno
y nada de lo que diga o haga
puede cambiar algo.
Entonces duermo hasta tarde y me despierto
mucho después de que el sol haya salido
en una casa vacía y camino
por pasillos polvorientos o me siento
y escucho al viento
crujir en los aleros y las vigas
de esta vieja casa. Y digo
mañana será diferente
pero sé que no.
Sé que los días se acortan
y cuando el sol se acumula
en mis pies puedo alcanzar
ese círculo mágico
sin quemarme. Entonces
agarro las pocas cosas
que importan, mi libro,
mis lentes, el anillo de mi padre,
mi cepillo, y los aparto
en un bolso marrón y espero-
alguien viene a buscarme.
Una voz que jamás he oído
dirá  mi nombre
o una cara apoyada contra la ventana
como se apoyó una vez mía
cuando el mundo me daba la mano.
Tenía que ver qué es
lo que amaba tanto. No hubo
tiempo para mostrarme
cómo una hoja se libera a sí misma
del agua o cómo la misma agua llora
sí misma a dormir por
cada sed humana. Ahora
debo esperar y quedarme quieto
y no decir nada que no sepa,
nada que no haya vivido
una y otra vez,
y eso es todo.

Philip Levine, Detroit, 1928- Fresno, 2015
versión ©Silvia Camerotto
imagen de Mathew Hamblen en Mattsart Fine Art Painting


Everything

Lately the wind burns
the last leaves and evening
comes too late to be
of use, lately I learned

that the year has turned
its face to winter
and nothing I say or do
can change anything.

So I sleep late and waken
long after the sun has risen
in an empty house and walk
the dusty halls or sit
and listen to the wind
creak in the eaves and struts
of this old house. I say
tomorrow will be different

but I know it won't.
I know the days are shortening
and when the sun pools
at my feet I can reach
into that magic circle

and not be burned. So
I take the few things
that matter, my book,
my glasses, my father's ring,
my brush, and put them aside
in a brown sack and wait -
someone is coming for me.

A voice I've never heard
will speak my name

or a face press to the window
as mine once pressed
when the world held me out.
I had to see what it was
it loved so much. Nothing
had time to show me

how a leaf spun itself
from water or water cried
itself to sleep for
every human thirst. Now
I must wait and be still
and say nothing I don't know,
nothing I haven't lived
over and over,
and that's everything. 



Comentarios

Entradas más populares de este blog

ron padgett. cómo ser perfecto

Cómo ser perfecto
Todo es perfecto, querido amigo. Kerouac
Duerme.
No des consejos.
Cuida tus dientes y encías.
No tengas miedo a nada que esté fuera de tu control. No tengas miedo, por ejemplo, de que el edificio se caiga mientras duermes, o de que alguien a quien amas muera súbitamente.
Come una naranja todas las mañanas.
Se amable. Te hará feliz.
Eleva tus latidos a 120 pulsaciones por minuto durante 20 minutos cuatro o cinco veces por semana haciendo cualquier cosa que te guste.
Desea todo. No esperes nada.
En primer lugar, cuida las cosas que están cerca de tu casa. Ordena tu cuarto antes de salvar al mundo. Luego salva al mundo.
Ten en cuenta que el deseo de ser perfecto es quizás la expresión encubierta de otro deseo- ser amado, tal vez, o no morir.
Haz contacto visual con un árbol.
Se escéptico a toda opinión, pero trata de encontrar algún valor en cada una de ellas.

jorge aulicino. [william carlos williams]

[William Carlos Williams]

Soy el intelectual más prestigioso de la cuadra.
Querría tener un De Carlo 1960 para estacionarlo
frente al Hospital de Infecciosos, donde pudiera verlo
desde la ventana trasera de mi departamento,
los asientos atestados de libros y bolsas de suero.


El De Carlo es blanco como la ballena,
como mi heladera.

Todo flota
lejano y fascinante
en esta hermosa ciudad.

Jorge Aulicino, Buenos Aires, 1949
de Mar de Chukotka, inédito

leticia ressia. cita con el médico

Cita con el médico

¿Cómo es su dolor?
¿A qué profundidad se le hunde en la espina?
¿De qué color es su sombra
al trasluz de la ventana abierta?
¿Su dolor es arrojado
o espera atrás de uno de sus ojos?

¿A cuántos litros por segundo
se le desborda el río?
¿Toma a horario su remedio?
¿Se pregunta por qué descarrila
cada tanto
su último vagón?

Es bello
vulnerable
peligroso como acariciar
una gata peluda a los tres años.
Así arde la pena cuando se toca.
Justamente
ya lo aprendió a esa edad
cuando las compañeras de jardín
le mordían los brazo
para negarle la muñeca pepona.
¿Siente adentro el mar? ¿Se le agita?
¿Quiere gritar y no puede?
¿Quiere salirse del cuerpo?
¿Se siente sola?
¿Quiere morir?

Quiere morir.
Haga reposo para no escaparse de sus piernas.
Coma chocolate.
Vea películas de mujeres patéticas
que salen adelante como Bridget JOnes.
Sonría.
No joda.
Sea feliz, podría ser peor.
Oculte sus espejos.

Siempre es peor cuando nos miramos
pero eso Ud. ya lo sabe.

Leticia Ressia, Pellegrin…