Ir al contenido principal

vagos barbudos, mal peinados





**
El señor Prudhomme


Es muy serio: es alcalde y padre de familia.
Tragó su falso cuello sus orejas. Sus ojos
en un sueño sin fin despreocupados flotan
y en sus pantuflas brilla la primavera en flor.


¿Qué le importa el lucero de oro, o la enramada
a cuya sombra cantan las aves, o los cielos,
o las verdes praderas y el césped silencioso?
El señor Prudhomme sueña con casar a su hija


con el señor Machin, un joven con posibles,
de los del justo medio, barrigudo y botánico.
En cuanto a esos pillastres y golfos que hacen versos,


esos vagos barbudos, mal peinados, les tiene
más horror todavía que a su incurable gripe,
y brilla en sus pantuflas la primavera en flor.


de Poemas Saturnianos, 1866


**
I-VIII


Requiere mucho amor escoger una vida
modesta, y sus tediosos y fáciles trabajos.
Permanecer alegre tras tantos tristes días,
ser fuerte, y en mezquinas circunstancias gastarse.


No escuchar entre el ruido de las grandes ciudades
salvo, oh Dios, la llamada de los campanarios;
y hacer un ruido de esos uno mismo, y hacerlo
para cumplir vilmente sus pueriles tareas.


Dormir con pecadores aun siendo un penitente,
amar sólo el silencio mas seguir conversando;
tan prolongado el tiempo en tan larga paciencia,


los cándidos escrúpulos de tercas contriciones,
y el esmerarse en torno de esas pobres virtudes.
-¡Huye- mi Ángel me dice- del orgullo y sus mañas!


de Sagesse, 1881


Paul Verlaine, Metz, 1844 - París, 1896
en Paul Verlaine, Treinta y seis sonetos, Selección y traducción de Luis Martínez de Merlo, Poesía Hiperión, Madrid, 1995
Fotografía de 1890. Ph. Dornac Coll. Archives Larbor


* Monsieur Prudhomme


Il est grave: il est maire el père de famille.
Son faux col engloutit son oreille. Ses yeux
dans un rêve sans fin flottent insoucieux,
et le printemps en fleur sur ses pantoufles brille.


Que lui fait l'astre d'or, que lui fait la charmille
où l'oiseau chante à l'ombre, et que lui font les cieux,
et les prés verts et les gazons silencieux?
Monsieur Prudhomme songe à marier sa fille


avec monsieur Machin, un jeune homme cossu.
Il est juste-milieu, botaniste et pansu.
Quant aux faiseurs de vers, ces vauriens, ces maroufles,


ces fainéants barbus, mal peignés, il les a
plus en horreur que son éternel coryza,
et le printemps en fleur brille sur ses pantoufles.
   
*  I-VIII

La vie humble aux travaux ennuyeux et faciles
Est une oeuvre de choix qui veut beaucoup d'amour.
Rester gai quand le jour, triste, succède au jour,
Etre fort, et s'user en circonstances viles,

N'entendre, n'écouter aux bruits des grandes villes
Que l'appel, ô mon Dieu, des cloches dans la tour,
Et faire un de ces bruits soi-même, cela pour
L'accomplissement vil de tâches puériles,

Dormir chez les pêcheurs étant un pénitent,
N'aimer que le silence et converser pourtant,
Le temps si grand dans la patience si grande,

Le scrupule naïf aux repentirs têtus,
Et tous ces soins autour de ces pauvres vertus!
- Fi, dit l'Ange Gardien, de l'orgueil qui marchande!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

ron padgett. cómo ser perfecto

Cómo ser perfecto
Todo es perfecto, querido amigo. Kerouac
Duerme.
No des consejos.
Cuida tus dientes y encías.
No tengas miedo a nada que esté fuera de tu control. No tengas miedo, por ejemplo, de que el edificio se caiga mientras duermes, o de que alguien a quien amas muera súbitamente.
Come una naranja todas las mañanas.
Se amable. Te hará feliz.
Eleva tus latidos a 120 pulsaciones por minuto durante 20 minutos cuatro o cinco veces por semana haciendo cualquier cosa que te guste.
Desea todo. No esperes nada.
En primer lugar, cuida las cosas que están cerca de tu casa. Ordena tu cuarto antes de salvar al mundo. Luego salva al mundo.
Ten en cuenta que el deseo de ser perfecto es quizás la expresión encubierta de otro deseo- ser amado, tal vez, o no morir.
Haz contacto visual con un árbol.
Se escéptico a toda opinión, pero trata de encontrar algún valor en cada una de ellas.

jorge aulicino. [william carlos williams]

[William Carlos Williams]

Soy el intelectual más prestigioso de la cuadra.
Querría tener un De Carlo 1960 para estacionarlo
frente al Hospital de Infecciosos, donde pudiera verlo
desde la ventana trasera de mi departamento,
los asientos atestados de libros y bolsas de suero.


El De Carlo es blanco como la ballena,
como mi heladera.

Todo flota
lejano y fascinante
en esta hermosa ciudad.

Jorge Aulicino, Buenos Aires, 1949
de Mar de Chukotka, inédito

leticia ressia. cita con el médico

Cita con el médico

¿Cómo es su dolor?
¿A qué profundidad se le hunde en la espina?
¿De qué color es su sombra
al trasluz de la ventana abierta?
¿Su dolor es arrojado
o espera atrás de uno de sus ojos?

¿A cuántos litros por segundo
se le desborda el río?
¿Toma a horario su remedio?
¿Se pregunta por qué descarrila
cada tanto
su último vagón?

Es bello
vulnerable
peligroso como acariciar
una gata peluda a los tres años.
Así arde la pena cuando se toca.
Justamente
ya lo aprendió a esa edad
cuando las compañeras de jardín
le mordían los brazo
para negarle la muñeca pepona.
¿Siente adentro el mar? ¿Se le agita?
¿Quiere gritar y no puede?
¿Quiere salirse del cuerpo?
¿Se siente sola?
¿Quiere morir?

Quiere morir.
Haga reposo para no escaparse de sus piernas.
Coma chocolate.
Vea películas de mujeres patéticas
que salen adelante como Bridget JOnes.
Sonría.
No joda.
Sea feliz, podría ser peor.
Oculte sus espejos.

Siempre es peor cuando nos miramos
pero eso Ud. ya lo sabe.

Leticia Ressia, Pellegrin…