jueves, marzo 28, 2013

yo era el que lustraba los zapatos



Mi corazón era un hotel

mi corazón era un hotel
vestidos de fiesta
los huéspedes se iban sin pagar
a los portazos

es cierto
a veces
una mujer lloró en sus ventanas
hasta cansarse

es cierto
yo era el que lustraba los zapatos

es cierto
hubo temporadas malas
problemas de humedad
palmeras muertas

todo eso es cierto
también la luna
y el loco que cantaba

mi corazón era un hotel
ahora parece una casa

una casita blanca.

Alejandro Schmidt, Villa María, 1955
de Esquina del universo, 2001
imagen de Paul Klee, Ghost of a Genius, en Painting Mania

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...