domingo, marzo 24, 2013

y deja escapar de la mano



 El domingo sin Molly


El domingo sin Molly es un domingo largo
como una serpentina tirada con desgano.
Este guardián de plaza que masca lejanías
como puchos y deja escapar de la mano
al ángel de la tarde niña de toboganes.

Si zambullo en un cocktail naufrago en el hastío
acordeón del suburbio roció caña en mi pena
saxofón del asfalto fue funebrero aullido
de todos los balcones colgaron manos muertas
crespones del amor ausente en el domingo.

Invalidez de ocaso como ronco organito
¡mi querida ciudad! Y este domingo enfermo
tarima sin orquesta caminos marchitados
en que uno parece marchar siempre a un entierro.

¡Este domingo irremediablemente largo!

Raúl González Tuñón, Buenos Aires, 1905-1974
imagen de Émile Savitry, 1903-1967, Montparnasse, en Émile Savitry

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...