viernes, noviembre 12, 2010

y ahora estoy... rodeada de egoístas


confesiones


Todos, todos duermen.
Todos están durmiendo en la colina.

Edgar Lee Masters


Cerró los ojos silenciosos
conservó la costumbre de no protestar.

Juan Gelman


Amanda Gris

En la placa de mi nicho colocaron una foto
con una frase que decía:
"Aquí yace la mujer más deseada".
Los que me conocieron un poco van a reírse
al leer tal expresión.
En verdad, mi epitafio debió haber dicho:
"Esta mujer vivió más sola que un perro".
No logré tener por mucho tiempo alguna compañía,
todos huían al conocer mi temperamento
y ahora estoy en este incómodo y pequeño sitio
rodeada de egoístas!

Lucía Vázquez

¿Alguien vio a mi marido traer flores a esta tumba?
Algunos dirán que lo vieron visitar el cementerio,
pero no estuvo aquí, sino frente al sepulcro de Amanda Gris.
En vida, ese hombre egoísta y silencioso
oscureció mis días.
Mi amor no pudo conquistarlo
y ahora, como si hubiera sido poca la tortura,
me humilla con su desfachatez.
Pero aún en este sitio
seré una sombra feroz.


Marco Rosso

Descanso aquí, cerca del sepulcro de Amanda Gris,
la única mujer que amé.
Nunca me perdonó que me casara
con su vecina Lucía Vázquez.
Largos años padecí viendo desde mi ventana
su bella silueta inspirando miradas de importantes señores.
Hasta el juez Álvarez Arrieta pretendió desposarla,
pero ella conocía bien su fama de déspota.
En el barrio creyeron que tuve un accidente
y no que hundí el cuchillo en mi pecho
porque no soportaba vivir un minuto
más, sin ella.


María Laura Decésare, Rufino, 1969
en La letra muda, Ediciones del Dock, Buenos Aires, 2010

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...