viernes, diciembre 13, 2013

no ejercitar el cuerpo


I

Recomendación I

Ejercitar la prudencia es fácil:
siempre conviene
a pesar de estar en posesión de dos ojos
mirar el mundo
con uno solo
a imitación de los pájaros.

***
II

La esclava

Quisiera
a veces
poder ir hacia las cosas
vacía.
Dejar en el porche
las referencias y la vanidad
desconocerlo todo
perder la memoria.
Poner la erudición a la altura del barro.
No saber
qué es un poema, ni una carta, ni una novela.
Dejar mis comentarios irónicos
mi sensatez
y mis buenas costumbres
hechos un bollo junto con mis medias caladas
al lado del lavarropas. Levantarme
y no pensar en mi abuela muerta.
No sonreír al recordar la cara de mi amante.
Pensar en aquel hombre que amé
como se piensa en una flor o en un árbol.
En mi hermano menor
como se piensa –por ejemplo –
en una piedra de colores brillantes
en mi madre como en un peine rojo
en mi abuelo como en una lámpara.
No saber de las horas
ni mucho menos saber
de filosofía.
No ejercitar el cuerpo
dejar de buscar la elegancia
abandonarlas hormonas
a su propia suerte.
No amar más que las apariencias.
No ver más allá de las cosas obvias.
Esto es una mano
esto es una rosa
esto es una mesa.

Mercedes Alvarez, Tandil, 1979
de Imitación de los pájaros, Zindo & Gafuri, Buenos Aires, 2013
imagen de Mariana Chiesa

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Cómo me gusta este libro! Lo leo desde el lunes una y otra vez. ines garland

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...