jueves, noviembre 05, 2009

es mi certidumbre




creo

en
confiada desconfianza.
Intermitentes asesores, aprendí,
imponen grietas. El camino
convergente
negarán.

'El que sabe

no sabe'.

Es
mi certidumbre. Como el pez,
no sabría
trajinar. Necesita, comprendí,
aguas profundas.
En el aire

se haría aire.


Creo
como la planta.
Va

del roble a la bellota y

viceversa,
nunca igual, en
confiada desconfianza.


Al cumplirse la hora

se desprende un follaje,
se chamusca un miraje,
se seca el lodo. ¿A dónde
podría ir? Estaré en el espacio

transparente,
como todo.
Estaré en el azul, en los encajes
del hinojo,

en el rojo implacable
de la sangre,
en la mente,
en el ojo.

'Al que medita,

este paseo de cipreses'.
Al que piensa en la muerte,
esta resonancia de lápidas.

Un ángel disidente,
quizás un querubín,
garantiza el atajo diferente,

la senda abrupta. ¿Hay privilegios
para el maná? Los cinco dedos
de la mano

son distintos:
el caballo cocea,
el mono agarra.

Hugo Padeletti, Alcorta, 1928
de Hugo Padeletti, Poemas, 1960-1980, Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, 1989
imagen: How's the weather, Chad Elliott

1 comentario:

Lupe dijo...

mucho mucho me gustó!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...