miércoles, marzo 09, 2016

alberto girri. terminado el poema



Terminado el poema

En principio,
Como más fácilmente engañables.

Los simples poco esperan, lo mismo,
Y lo reciben y cuidan intuyendo
Vagamente que Dios impele los sonidos
Y a la vez alerta,
            Y los sofisticados
Analizan, examinan, consultan
Espejos en lugar de entregarse
A lo que provoca una sensación,
O al dolor que provoca un goce,
            Y elaboran abstracciones, jamás
Reconocerían por el contacto físico con algo
El conocimiento del género de ese algo.

Mientras los simples,
Actores natos, espontáneos,
Se identifican con lo que se les pide,
Los sofisticados no vacilan
En concluir que carne y hueso
Sólo cuentan en la mente,
Ilusorios contornos.

Sin discutirlo, unos
Pretenden que todo corresponde
A un tiempo, pertenece a un sitio,
            Y otros fluctúan, escépticos,
Del pensamiento al vacío:
            Y así,
Cuando el simple Boom aferra un cuchillo
            Meramente está aferrando un cuchillo,
En tanto que al sofisticado Dedalus
Su tacto no le sirve, no mantiene
Presente sino la idea de cuchillo
Y se excita más por lo que le transmite
 (Incesantes sacrilegios, césares inmolados),
Que por puntas y filos de acero
En manos de Bloom.

Simples se saborean,
Sofisticados que envilecen
Adoptando la cosa como idea
Y la idea como cosa.

Alberto Girri, Buenos Aires, 1919-1991
en Alberto Girri, Obra Poética IV, Corregidor, Buenos Aires, 1977
imagen de Douglas Diaz, en Douglas Diaz


No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...