sábado, junio 12, 2010

desmiente la divina procedencia del hombre


¿Verdad?

Con este día oscuro el alma es un barrote;
hermética, egoísta, desmiente la divina
procedencia del hombre con su norma mezquina
que no tiene una brizna siquiera de Quijote.

¿No cuadraría el cuerpo cuatro manos de simio
y un encéfalo pobre, rudimentario, nimio,
para que, por lo menos, cumpliera con su vida
retozando en la selva bellamente florida?

de El dulce daño, 1918

Vaticinio

Un día,
la ciudad desde arriba
veo,
se levantará sobre sus flancos
y caminará.
Sus grandes remos
de hierro,
moviéndose a un compás
solemne,
avanzarán río adentro
y el agua
los sostendrá.
Con su ancha proa roma,
hecha para calar
en el horizonte
túneles gigante,
sus selvas de chimeneas,
lanzas negras;
sus nieblas y sus penachos
y su ejército de casas,
ordenado por una
voluntad prevista,
dejará sus húmedos
sótanos coloniales,
y, atravesando el mar,
entrará en la Tierra,
gastada y luminosa de los hombres.

en Mundo de siete pozos, 1935


** No hieren los grandes dolores naturales con que la vida nos castiga tanto como los pequeños dolores inmerecidos que no nacen de la fatalidad, sino de la estupidez.

en Diario de una ignorante, agosto de 1931

Alfonsina Storni, Sala Capriasca, Suiza, 1892 – Mar del Plata, Argentina, 1938
en Alfonsina Storni, Obra completa, Tomo I, Editorial Losada, Buenos Aires, 1999
imagen: Rob Gonsalves

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...