lunes, diciembre 24, 2007

dedicatoria XVII


papá, tengo cuatro años
sentada en el umbral vigilo
comemos media libra
de chocolate con almendras
me contás una historia
escucho atenta
mamá llama a la fiesta
sonrío
el árbol
se ha colmado de regalos

hoy
legitimo la fuerza del silencio.
he perdido la noción
de quién podrá nacer.

10 comentarios:

tomás dijo...

Las navidades gustan de apilarse rápidamente. Yo no sé por qué. Entonces pareciera ser tiempo de otro calendario.

sibila dijo...

las navidades SON tiempo de otro calendario, mi querido tomás. tampoco yo sé por qué.

tomás dijo...

Por un momento, ayer... por un momento, pero no.

sibila dijo...

cree usted en los milagros?

Carito dijo...

LA navidad Sib ese recuerdo de la infancia. Tan perfecta, tan fantástica, tan inveroismil en la vida de la mujer que pelea. El padre y su abrazo y su ausencia hermana, y el llamado en esta navidad sola, de mujeres que se resisten a ser paquete, regalo y adorno. desgarrese lo que haga falta. Significa que no esta muerta. Sola pero viva. Su padre le dejó de regalo el recuerdo eterno eterno de su abrazo e intuyo el respeto por si misma. El aplaudiria.
Perdón si me metí en un lugar que no debía.

sibila dijo...

caro, podés dejar de pedir perdón. te metiste en el lugar apropiado, amiga. como siempre.
beso y abrazo.

Ana (...) dijo...

La fuerza del silencio... ya sabes que el Silencio va siempre cargadito de sentido, quizá tan solo haya que escucharlo, :-)

sibila dijo...

el silencio dice, ana. y cuando dice, es maravilloso.
abrazo.

meridiana dijo...

"Legitimar la fuerza del silencio"...hermoso verso, Sibila.
Ciertos silencios son los únicos que pueden tocar el alma, y está bueno legitimarlos...

Que ese deseo silencioso se cumpla en el 2008
Un abrazo
Liliana

sibila dijo...

gracias, liliana. que usted y yo toquemos el alma en el silencio.
buen 2008.
abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...