lunes, mayo 21, 2007

aquellas pequeñas cosas...


a los doce años robó un libro de la storni de la biblioteca de su colegio.
a los catorce escribió su primer poema.
años más tarde, perdió su virginidad.
quemó sus diarios y sus cuadernos de recortes, a los dieciocho.

exorcismos.
ella sabe que duele quemar.
hasta la madrugada sobre el fango de la calle.
en un cajón, aquella carta le devuelve la canción de la dormida.

las palabras son para decirla, irremediablemente, una vez más.


9 comentarios:

Perfumo dijo...

Será mejor así, Sibila...

sibila dijo...

perfumo: qué grato reencuentro! así sea lo que no podemos evitar.

(j.g.) dijo...

me ha hecho llorar. que haga usted morada en la palabra sibila.

sibila dijo...

la morada posible, j.g.. que nada sea sin la palabra.

Meridiana dijo...

" a los doce años robó un libro de la storni de la biblioteca de su colegio.
a los catorce escribió su primer poema."


que extraños son los hilos tendidos a lo largo de postes y postes telefónicos...
esta vez sin interferencia en la línea
pues Yo he sido Ud. y Ud, ha sido yo, especular conjugación de muchos y una misma historia

Emocionada
Lilián

Carito aprehendiendo dijo...

Duele quemar. Duele reescribierse. Duele la virginidad. Como si tanto doliera vivir

sibila dijo...

tristessa de kerouac dice que la vida es dolorosa... kerouac sabía.

persefonerowland dijo...

Me encantó. Diez líneas y una vida que sigue. Valiente...no?

sibila dijo...

una vida que sigue... persofonerowland. una vida. sólo una vida.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...