Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2008

laberintos de maquillaje

devenir marta

A lacios oropeles enyedrada
la toga que flaneando las ligas, la ampula
para que flote en el deambuleo la ceniza, impregnando
de lanas la atmósfera cerrada y fría del boudoir.

A través de los años, esa lívida
mujereidad enroscándose, bizca,
en laberintos de maquillaje, el velador de los aduares
incendiaba al volcarse la arena, vacilar

en un trazo que sutil cubriese
las hendiduras del revoque
y, más abajo, ligas, lilas, revuelo
de la mampostería por la presión ceñida y fina que al ajustar

los valles microscópicos del tul
sofocase las riendas del calambe, irguiendo
levemente el pezcuello que tornado
mujer se ehca al diván.

pasan los rostros y los días

se llega allí por el preciso instante

No es posible saber si fue la sangre
la que quedó adherida a los caminos
o fue la espina, el clavo y el lanzazo
los que enmarcaron esta extensa historia
de las palabras y los hechos.
Ni siquiera es posible saber
por qué esta vida que quedó a la vuelta
estuvo tan descuidada con nosotros,
tan sin saber qué hacer,
tan en el borde de la nada.
Sólo después,
después que pasan los rostros y los días,
las manos en la arena,
los ojos en el arco de la lágrima,
las manos en los largos adioses,
la anulación del alma,
la prestación del cuerpo;
sólo después, después se llega allí.
a los misterios y la dulce perduración
del cuerpo en otro cuerpo,
del sexo en otro sexo,
de la existencia en dos aparecidos,
después,
por el preciso instante.

testis sybilla est

*kiki smith
este es el paisaje suburbano
de los missing buddha boys
la autopsia del cuerpo social

llega, toca y lárgate

Llega, toca, y lárgate
Es inútil, le dije.
Escribir.
Escribir es inútil.
Ya, me contestó.
Ya lo estaba yo pensando
el otro día.
¿Y a qué conclusión llegaste?
Pues eso. Lo que dices
tú. Que carece por completo
de sentido.
Sólo que...; bueno,
también poner ladrillos
es inútil.
Sirve para construir casas...,
y paredes. Paredones, también.
Quizá se trate de eso.
¿De qué?
Un oficio, joder, un
oficio. Ni más ni menos
que un oficio.
¿Como decía Pavese?
No, como Pavese no. Como ese músico
de jazz. ¿Te acuerdas?
Freddie Green.
Llega, toca, lárgate.roger wolfe, Westerham, Kent, Inglaterra, 1962

mujer

porque los puentes tienen una forma de ir cayendo
porque algunas cosas son sagradas y no se come de eso
porque estamos triturando un ángel
porque no sé de qué manera se explica sin que se nos quite a mansalva...

«Ahora conoces lo que silba la sangre
de noche
como la oscura serpiente extraviada».*
*susana thénon

inclinado de rodillas

Jueves 13
Mi tortolita: He pensado más que nunca en tí estos días que permanezco sin noticias tuyas, y todavía bajo el injusto reproche de aquella comunicación que yo no corté, sino que debió ser cortada, tal vez aquí mismo, pues a pesar de las apariencias la telefonista de antes ya no es la Jefa de la Oficina del Consejo. ¿Recibiste los tres sobres que te envié el otro día por conducto amistoso? Respóndeme esto sólo que nada más te digo. Continúo enfermo del alma, mucho mi amor, y más bien diría de tí si tú pudieras ser algo malo como esto que me martiriza a morir. Y porque a pesar de todo, tú eres mi dulce soledad, mi única pena, mi muerte querida, la flor de mi angustia. ¿No parece que así estuviera rezándote la oración de mi amor? ¿Debo seguir con ella eternamente solo? No son preguntas, golondrina de mi primavera. Son quejidos de ausencia: recíbelos así. Qué más puedo mandarte, sino espinas y hojas secas de mi jardín desierto. Mi jardín. He rehecho en él, con la mente, lo que tú …
a rolear. a remar. se trata de eso. solo se trata de eso.